El Norte de Castilla

Vía abierta al tren que transportará turistas en lugar de carbón por las zonas mineras de León
/ Interior de una mina leonesa. Alberto Ferreras

Vía abierta al tren que transportará turistas en lugar de carbón por las zonas mineras de León

  • La Junta inicia el trámite para resolver el contrato de la línea ferroviaria entre Cubillos del Sil y Villablino con la empresa concesionaria, que está en fase de liquidación, para convertir los raíles en patrimonio público

El Consejo de Gobierno ha autorizado al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, a resolver el contrato de la concesión administrativa para la explotación de la línea de ferrocarril para transporte de carbón entre Cubillos del Sil y Villabino.

Esta concesión data de 1918. El Estado la traspasó a la Junta con las transferencias autonómicas. El contrato se renovó en 1999 por cincuenta años más y por tanto continúa vigente. La Junta quiere recuperar la línea para usos turísticos de manos de la concesionaria, una empresa minera que está en actualmente en fase de liquidación.

El pasado mes de mayo la Consejería inició formalmente el procedimiento para resolver el contrato de gestión de servicios públicos. La tramitación requiere que la Junta autorice al consejero a dictar la resolución del contrato. El pasado 24 de octubre, el Consejo Consultivo emitió el dictamen que avala la legalidad de la propuesta de resolución del contrato, a la que se había opuesto el administrador concursal de la empresa quebrada.

Expediente complicado

Este complejo expediente permite que, una vez liberada la concesión administrativa, se pueda desafectar la línea a uso público y quede como bien patrimonial. De esta manera, la Junta la cederá para el fin previsto en el Plan de Dinamización de los Municipios Mineros, convertirse en un recurso cultural y turístico que permitirá reactivar la actividad económica de la zona.

Una vez que la Intervención General emita un informe, será necesario hacer la liquidación del contrato, que requiere de un inventario de los activos de la concesión, como paso previo al expediente de desafectación a uso público.