El Norte de Castilla

Foto Brágimo
Foto Brágimo

De Santiago-Juárez: «Estoy casi convencido de que los opositores hubieran querido hacer la prueba»

  • Reprocha al Grupo Socialista su «falta de palabra» por insistir en su comparecencia en las Cortes «para perder el tiempo y repetir unas explicaciones sobre la convocatoria de enfermería que ya dio el consejero de Sanidad»

  • El vicepresidente defiende la postura de la Junta y la mayoría de la mesa sectorial, excepto UGT, de no recurrir en el Tribunal Supremo la sentencia que anuló las oposiciones de 2015 «para no bloquear» las siguientes convocatoria

«Estoy casi convencido de que, si en ese momento les decimos a los opositores que hay riesgo nos habrían dicho que siguiéramos adelante con la prueba». Así contestó el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, al Grupo Socialista sobre la advertencia de ilegalidad que hizo la Abogacía del Estado sobre la convocatoria de las oposiciones de enfermería de noviembre de 2015, que fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, a la que iban a presentarse más de 20.000 personas. De Santiago-Juárez explicó en su comparecencia en la Comisión de Presidencia de las Cortes que, en la actualidad, dicha sentencia está pendiente de resolución definitiva en el Tribunal Supremo después del recurso presentado por UGT, el único sindicato de la mesa sectorial de Sanidad que no secundó la postura de la Junta de no recurrir el fallo.

El consejero de la Presidencia, que reprochó a los socialistas incumplir su palabra de retirar su petición de comparecencia, toda vez que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, dio explicaciones en su día sobre este mismo tema, -«piense en la imagen que estamos dando (...) alguien tendrá que explicar esto a los ciudadanos», le espetó al portavoz Luis Briones-, insistió en que decidieron asumir el «riesgo» de seguir adelante con la convocatoria «como hicieron otras comunidades autónomas que tuvieron más suerte en los tribunales».

«Si hubiéramos preguntado (a las personas que se estaban preparando el examen) estoy casi convencido de que hubieran dicho 'sigan'», aseveró, después de que la procuradora de Podemos, Natalia del Barrio, considerara «preocupante» que la Junta interpretara de manera incorrecta la ley, que no permitía esa convocatoria, ante lo que el consejero apostilló que el Ejecutivo autonómico interpretó la ley «igual que los tribunales superiores de Justicia de Andalucía, Asturias o Madrid», que no la anularon.

«A sabiendas, el Ayuntamiento de Valladolid»

«No he hecho nada ilegal a sabiendas, a sabiendas no», puntualizó el consejero, quien consideró grave que el sindicato mayoritario de enfermería no acudiera a la mesa cuando «se toca el tema más importante» para el sector, a lo que Del Barrio precisó que no fueron porque estaban manifestándose contra los recortes en Sanidad.

De Santiago-Juárez, quien aseguró que la convocatoria de ocho plazas de bomberos por parte del Ayuntamiento de Valladolid, al que sustenta Podemos, (lo que fue negado por la procuradora Del Barrio porque la formación morada no se presentó como tal a las últimas elecciones municipales), «sí que fue a sabiendas» porque «lo iba a juzgar el mismo Tribunal Superior de Justicia», cuya doctrina «ya se conocía».

Tanto Del Barrio como el portavoz socialista en la Comisión, Luis Briones, preguntaron al consejero por la reparación de los perjuicios a las personas que iban a presentarse a la oposición, que recaudó en tasas 500.000 euros. «Las oposiciones se convocaron a sabiendas de que eran ilegales. ¿Piensa la Junta compensar o reparar de algún modo a quienes se presentaron?», interrogaron.

El consejero recordó que a principios de febrero se convocaron 3.137 plazas de las que 392 son de enfermería y cuyas pruebas se realizarán en noviembre, por lo que se espera que el asunto esté resuelto en el primer trimestre de 2017.

Memoria histórica

Menos tensión hubo en el segundo punto del orden del día de la Comisión de la Presidencia sobre las actuaciones de la Junta en materia de cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica. José Antonio de Santiago-Juárez se comprometió a convocar el próximo miércoles, tras el pleno, a los grupos de las Cortes de Castilla y León para crear un grupo de trabajo que mejore y avance en el desarrollo de la Ley nacional.

En respuesta al procurador del PSOE Álvaro Lora, el vicepresidente de la Junta se comprometió también a poner freno a las trabas en el acceso a los archivos de la comunidad a los familiares de las víctimas de la represión.

No obstante, al principio de su comparecencia, De Santiago-Juárez indicó que la Ley de Memoria Histórica escapa a las competencias de la comunidad autónoma y lo que pueda hacer la Junta es en el ámbito de la colaboración con otras administraciones.