El Norte de Castilla

El atestado de Tráfico de Valdeón descarta que la conducción fuera peligrosa o rápida

l atestado de Tráfico de Valdeón descarta que la conducción fuera peligrosa o rápida
Valdeón escucha a Herrera en la toma de posesión de los nuevos cargos del Gobierno / Nacho Gallego-Efe
  • El documento de la Guardia Civil da credibilidad a que la conductora no se percatara del roce con el camión porque fue «mínimo»

  • El abogado de la exvicepresidenta anuncia actuaciones legales contra los que calumniaron o injuriaron a la exvicepresidenta

La defensa de la exvicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha anunciado este sábado la apertura de los procedimientos civiles o penales pertinentes contra quienes vertieron calumnias e injurias tras el incidente de tráfico ocurrido el pasado 9 de septiembre y con el objetivo de reponer su imagen.

En un comunicado al que ha tenido acceso Europa Press, el abogado de Valdeón ha adelantado que se interpondrán »los correspondientes procedimientos civiles y/o penales» contra las personas físicas y/o jurídicas «responsables de las falsas manifestaciones e imputaciones calumniosas e injuriosas proferidas con publicidad».

Dado que, a su juicio, el atestado demuestra que es «rotundamente falso y absolutamente inadmisible» que la exconsejera de Empleo circulara a 170 kilómetros por hora o que se saltara «varios controles», las acciones legales perseguirán reponer el «daño irreparable para su imagen, honorabilidad y merecido prestigio».

La Defensa, que ha recibido este jueves copia de las diligencias previas tramitadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Toro, que a su vez incluye copia íntegra del atestado, ha destacado la «claridad meridiana» con la que se explica que los agentes no apreciaron en ningún momento maniobra alguna en la conducción de Valdeón «que pusiera en peligro o riesgo algún tipo de bien jurídico» previamente al control.

Asimismo y según el relato del abogado, el atestado asegura que la exportavoz del Ejecutivo autonómico «circulaba en todo momento, hasta que fue parada, de forma normal y correcta, respetando el límite de velocidad» y «en ningún momento desoyó ni infringió ningún control, porque no existió tal control».

En lo referente al roce con el camión, la Defensa precisa que el atestado apunta a la realización de una maniobra correcta de adelantamiento, «sin que se hubiera producido el más mínimo riesgo en la marcha del camión», y al hecho de que «perfectamente» Valdeón no se percatara dado que fue un «rozamiento mínimo» que coincidía «con el ángulo muerto de visibilidad del retrovisor derecho de su coche».

El atestado, según las mismas fuentes, refleja que los agentes no percibieron «signo o evidencia alguna de ingesta de bebidas alcohólicas» a pesar de la prueba de alcohol en aire expirado, que Rosa Valdeón tenía un comportamiento «normal, tranquilo y educado», que fue «colaboradora» con los agentes, hablaba de manera «clara», se movía con «completa estabilidad» y no desprendía olor a alcohol aunque su aspecto reflejaba «cansancio».