El Norte de Castilla

El frío y las lluvias vuelven a Castilla y León

El frío y las lluvias vuelven a Castilla y León
  • Las temperaturas máximas llegarán a bajar casi 20 grados con respecto a los días más calurosos de la semana pasada

El calor extremo de estos últimos días llega hoy a su fin. A partir de mañana martes se producirá una «notable» e incluso «drástica» bajada de las temperaturas, según advierte la AEMET. Además, las precipitaciones serán bastante probables. De hecho, León, Zamora y Salamanca permanecerán toda la jornada del martes en alerta amarilla por lluvias y tormentas, pues se esperan por la mañana lluvias de hasta quince litros por metro cuadrado. Esta situación de bajada de las temperaturas acompañada de precipitaciones, provocada por la entrada de un frente atlántico, se prolongará al menos hasta el jueves.

«Hoy será con mucha probabilidad el último día de calor de este verano con temperaturas que superarán los 30 grados», ha asegurado a Efe el jefe de Previsión y Vigilancia de la AEMET en Castilla y León, Jesús Gordaliza. La Aemet prevé que las temperaturas bajarán mañana entre 10 y 12 grados, descenso que será más acusado el miércoles y jueves cuando las mínimas se encuentren entre los 5 y 8 grados en algunos puntos de la región, ha advertido Gordaliza. Las máximas llegarán a bajar casi 20 grados con respecto a los días más calurosos de la semana anterior. Por ejemplo, en Valladolid no se sobrepasarán los 18 grados este miércoles y jueves, algo que contrasta fuertemente con los cerca de 37 grados alcanzados el martes pasado.

Gordaliza ha definido como «atípica» la ola de calor que afectó a la comunidad la semana pasada, debido a su duración de 12 días y a su intensidad, batiéndose «récords» el 6 de septiembre en las capitales de Segovia, Salamanca, Ponferrada, Ávila y Zamora. «Se está constando que últimamente, además de ser veranos muy cálidos, cada vez están siendo más largos, de casi cinco meses, desde mayo hasta mediados de octubre, con temperaturas altas», ha indicado Gordaliza a Efe, un hecho que el meteorólogo lo atribuye al cambio climático.

La predicción de la AEMET para mañana martes en Castilla y León es de intervalos nubosos aumentando a cubiertos con precipitaciones que se irán extendiendo de oeste a este, ocasionalmente con tormenta, y que localmente pueden ser fuertes, sobre todo en el tercio oeste por la mañana. Temperaturas en descenso, que puede ser notable en las máximas. Vientos del suroeste al oeste, con intervalos de fuertes en la Ibérica y cotas altas del Sistema Central.

De cara al fin de semana no se esperan precipitaciones y las temperaturas máximas se recuperarán, manteniéndose entre los 20 y 24 grados.