El Norte de Castilla

El consejero de Educación lanza una compleja reflexión sobre las consecuencias

  • «¿Debe ser la responsabilidad de nuestras acciones absoluta y perpetua?» se ha preguntado Fernando Rey

El consejero de Educación, Fernando Rey, lamentó la dimisión de Rosa Valdeón tras dar positivo en un control de alcoholemia. Rey mostró su admiración por la figura de la ya exvicepresidenta de la Junta antes de reflexionar sobre el alcance de las consecuencias de sus actos. «Personalmente estoy muy triste por lo que le ha sucedido, porque la admiro profundamente como persona, política, compañera de gabinete y vicepresidenta. Me parece una política imprescindible», señaló Rey.

A continuación, preguntado sobre si Valdeón debe mantener su puesto como procuradora en las Cortes, Fernando Rey se puso el traje de catedrático y ahondó en su respuesta con una argumentación que invita a la reflexión. «Es evidente que ha cometido un error, que ejemplarmente asume con celeridad y en ese sentido debo recalcar que a diferencia de lo que ha ocurrido en otros casos, a ella no le han dolido prendas en asumir las consecuencias de sus acciones. Sobre si debe mantenerse en las Cortes no es algo que me corresponda a mí. Me atrevo a sugerir, casi como profesor de Derecho Constitucional, esta pregunta. ¿Debe ser la responsabilidad de nuestras acciones absoluta y perpetua? Hay que asumir la responsabilidad jurídica y política. Está en proceso de asumir la responsabilidad jurídica por el ilícito administrativo que quizá haya cometido. Ha asumido la responsabilidad política. Me pregunto hasta dónde debe extenderse. No es una pregunta sencilla, por tanto no me pronuncio», aclaró el consejero de Educación.