El Norte de Castilla

Regresan los clásico más clásicos

Regresan los clásicos más clásicos

  • El domingo 18 de septiembre se celebra la cuarta edición de la Valladolid Motor Vintage que organiza El Norte

Ropa, muebles, el vinilo que retorna ..., la moda vintage parece invadir todos los ámbitos de nuestras vidas y el del motor no se queda fuera de esta corriente. Sea moderno, ruede en un clásico, es el eslogan que corre por toda Europa. Tener un coche, una moto, un camión de hace treinta, cuarenta cincuenta o más años, mimado en el fondo del garaje, esperando el día de fiesta para salir a la calle con su orgulloso propietario o propietaria al volante, o incluso utilizarlo de forma diaria, supone un placer muy especial al que no puede ser ajena cualquier persona sensible a la magia de la mecánica.

El Norte de Castilla cuando puso en marcha la idea del Valladolid Motor Vintage en septiembre del año 2013, un espectacular arranque con más de trescientos vehículos en el evocador marco de la Acera de Recoletos, quería que este encuentro tuviera una personalidad propia.

Inscribirse es sencillo. Puedes hacerlo en http://afondo.elnortedecastilla.es/valladolidmotorvintage

o en la Oficina Comercial de El Norte de Castilla en la calle Platerías número 14 de Valladolid

Por supuesto que los protagonistas son los vehículos. Hablamos de coches no solo de todas las épocas sino de todos los tipos: desde exclusivas berlinas británicas y francesas y espectaculares deportivos italianos, muestra del virtuosismo de ingenieros y diseñadores de hace cinco o seis décadas, a populares utilitarios que hicieron realidad muchas ilusiones familiares en aquellos años sesenta del siglo XX, pasando por coches de bomberos, de competición, vehículos militares, camiones, o tractores que trabajaron en nuestros campos y que hoy descansan. Y, por supuesto, las motos, con una variedad inimaginable de tipos. Y todos ellos agrupándose en función de marcas y épocas ante los ojos del publico, que se reencuentra en algunos casos con su propio pasado o, en otros, los descubre por vez primera en vivo y en directo. Ese público es más que un espectador.

Disfraces, música

¿Contemplar? ¿Mirar? No, o no solo eso. El Valladolid Motor Vintage va más lejos. No solo es una cita de coleccionistas, de entendidos. Es un encuentro abierto y que sin duda despierta la atención del público en general, a la vez que sirve para crear afición, siendo una gran fiesta para todos. Es una cita para sentir, para compartir tanto entre los propietarios como entre estos y el público, que se convierte en parte del espectáculo. La ilusión de los organizadores es que este público tenga también un papel protagonista, que sea parte del espectáculo. Y por eso se le invita a caracterizarse de tiempos pasados para que así, grandes y pequeños se integren mejor en un ambiente cargado de emociones, recuerdos y pasión.

En las tres primeras ediciones de este Valladolid Motor Vintage se han podido ver desde gentleman drivers en el más puro estilo británico al volante de preciosos roadster ingleses a hippies con sus furgonetas con carrocerías cargadas de flores y psicodelia, pasando por soldados, bomberos, pin-ups que parecían salidas directamente de un anuncio de scooter de los años sesenta o familias al completo, incluyendo a un bebé recién nacido.

Puestas en escena cuidadas, donde hay quien no se conforma con vestirse acorde a un tiempo determinado sino que cuida hasta el último detalle. Un mapa, unas maletas, los sombreros, el reloj.

Y todo ello acompañado de la música sesentera que hace viajar al tiempo del guateque.

A por la cuarta

El tiempo pasa rápido y si el Valladolid Motor Vintage es una cita con la historia y con historias personales, también tiene la suya propia. El próximo 18 de septiembre será ya la cuarta edición de este proyecto que si arrancó el año 2013 con nada menos que trescientos vehículos y quince mil espectadores, en 2015 ya hablamos de trescientos sesenta vehículos y una no menos espectacular cifra de veintidós mil personas que acudieron a contemplar el evento.

Esta cuarta edición reunirá a vehículos de motor fabricados hasta el 31 de diciembre de 1983, con muchas novedades y sorpresas que no se han visto en ediciones anteriores.

La cita cuenta con el patrocinio del Mapfre, Michelin, Ayuntamiento de Valladolid, y la colaboración de la Junta de Castilla y León, Coca-Cola y El Corte Inglés

Para dar cabida a todos los participantes, el marco será el Paseo Central del Campo Grande, la Acera de Recoletos y la plaza de Zorrilla.

Ya saben, sean modernos, revivan los clásicos con el Valladolid Motor Vintage 2016.