El Norte de Castilla

fotogalería

El comisario europeo Arias Cañete junto a Sonia Andrino, jefa de la sección de Castilla y León en las jornadas sobre cooperativismo agrario de El Norte de Castilla. / Gabriel Villamil

Arias Cañete urge desde Valladolid a iniciar el debate sobre el cambio climático

  • El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía inaugura las VII Jornadas de Cooperativismo Agrario de El Norte de Castilla

Las cooperativas tendrán mucho que decir en la reducción de emisiones de gases que inciden en el cambio climático. Así lo ha pronosticado el comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, en las VII Jornadas de cooperativismo Agrario que organiza El Norte de Castilla con el patrocinio de Cajamar y la colaboración de Acor y Cobadu. Tras la bienvenida a los asistentes del director general de El Norte, que valoró la importancia de las cooperativas como «el poder de actuar para el futuro», Arias Cañete ha animado a las asociaciones agropecuarias a pensar ya en grandes proyectos de eficiencia energética porque va a haber financiación disponible de la Unión Europea, como los fondos estructurales de inversión, el programa marco de investigación sobre el cambio climático y el plan Junker.

Fotos

  • VII Jornadas de Cooperativismo Agrario de El Norte de Castilla

El comisario considera urgente abrir ya el debate en España sobre el cambio climático y como reducir las emisiones de gases a la atmósfera, «porque todavía no esta en la agenda, pero va a ser muy importante en el futuro el papel del sector agrario en la lucha contra el calentamiento global».

El gran salto en las políticas mundiales en materia de medio ambiente, explico cañete, lo ha liderado desde el pasado año la UE y es el Tratado de París, que, al contrario del fallido de Kioto, esta firmado por 189 paises, con lo que cubre mas del 98% de las emisiones mundiales. También por primera vez se incluye en el listado de reducción de gases al sector agrario, la forestación y la gestión del suelo. Subrayó, en este sentido, que el 14% de las emisiones de gases efecto invernadero proceden de las actividades agrarias y que por ello el sector tiene que participar activamente en reducir el nivel de metano y ácido nitroso. Una misión que tiene que hacer compatible con alimentar a los dos mil millones de personas que poblaran el mundo en 2050. La Unión Europea se ha impuesto como objetivo reducir entre el 80 y el 95% de los gases invernadero en ese horizonte, y los firmantes del Tratado de París, a intentar que se reduzca en dos grados la temperatura del planeta.

«Una PAC diferente»

Cañete indico que trabaja codo con codo con el comisario Hoogan, con el fin de desarrollar la actividad productiva y al mismo tiempo que se reduzcan las emisiones. «Va a haber nuevas regulaciones más potentes que los pagos verdes o que destinar el 30% a medidas ambientales; va a ser una PAC diferente, advirtió a un auditorio repleto de agricultores y ganaderos.

«Estamos buscando el equilibrio entre la competitividad y la sostenibilidad del sector agrario» y no es fácil puntualizó, porque en los paises de la Unión el cumplimiento de los planes nacionales de reducción es muy distinto. Mientras que en Bulgaria la reducción es cero, en Luxemburgo el nivel de reducción es del 40% y en España, del 26%, conjuntamente entre el sector agrario, transporte, edificios y eficiencia energética. Mientras que en Irlanda, puntera en investigación en este campo, ha conseguido reducir las emisiones de metano un 31%, en España se está todavía en torno al 10%.

Renovables

El comisario destaco además que, mientras que el 15% del consumo bruto de energía procede de la energía renovable, en producción de alimentos solo está en el 20%, mientras que el 80% del consumo energético sigue siendo de procedencia fósil.

Las jornadas de cooperativas, moderadas por Sonia Andrino, jefa de redacción y de la sección de Castilla y León de El Norte de Castilla continúan en estos momentos con la mesa redonda sobre el reto de los costes energéticos en las labores agrícolas, con Miguel Angel Catalán, de Acor, y Jaime Armenteros, de Cobadu.

Serán clausuradas por la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos.