Autorizada la caza de 143 lobos hasta febrero al norte del Duero
Dos celadores del Parque de Fuentes Carrionas posan con un lobo abatido en 2014

Autorizada la caza de 143 lobos hasta febrero al norte del Duero

  • El plan de aprovechamientos establece que podrán abatirse 53 ejemplares en León, 40 en Zamora, 30 en Palencia, 15 en Burgos y cinco en Valladolid

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente autorizó la caza de 143 lobos al norte del Duero en un periodo hábil que se extenderá hasta el 26 de febrero de 2017, según la resolución aprobada por el Gobierno regional y que publica hoy el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Así, desde el 1 de septiembre hasta el 24 del mismo mes únicamente se permitirá la caza a rececho o aguardo-espera; mientras que a partir de ese día y hasta febrero, lo será en todas sus modalidades, tal y como establece la orden anual de caza de este año.

La caza del cánido, regulada en el plan de aprovechamientos comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León, se podrá desarrollar únicamente en 23 comarcas autorizadas para ello dentro de las provincias de León (nueve), con 53 ejemplares; Burgos (cuatro), con 15 animales; Palencia (cuatro comarcas), con un 30 lobos para abatir; Zamora (cinco), con 40 de estos cánidos; y Valladolid (una comarca) con cinco lobos.

Los cupos comarcales se reparten entre los distintos terrenos cinegéticos que tienen autorizado el aprovechamiento de lobo por las correspondientes resoluciones de aprobación de sus planes cinegéticos, cuestión para que la que se tiene en cuenta la consecución de los objetivos de minorización de daños y máxima oportunidad y posibilidad de ejecución de los cupos, siempre contemplando la no superación de la cifra establecida por comarca.

La resolución aprobada por la Junta insta a los cazadores que organicen monterías o en la modalidad de gancho-batida que tomen las medidas oportunas que garanticen que únicamente se abatan, como máximo, el mismo número de animales que el de precintos disponibles para esta especie.

Por provincias, León es la que cuenta con un mayor cupo para la caza del lobo en el norte del Duero, pues la resolución permite abatir hasta 53 ejemplares en esta temporada, 17 de ellos en Mampodre y Riaño y cinco más en los cotos de la considerada Montaña riañesa. Otros seis en Ancares y otros tantos en Astorga y La Bañeza; cuatro en las comarcas de La Cabrera, El Bierzo, La Montaña de Luna y Tierras de León. Por último, tres lobos en El Páramo, Esla-Campos y Sahagún.

Los cazadores podrán abatir a 40 en Zamora: 11 en Aliste y otros tantos en La Culebra; nueve en Sanabria; siete en Benavente y Los Valles y dos en Campos-Pan. Palencia cuenta con la autorización de cazar a 30 lobos: 12 en Fuentes Carrionas; ocho en Guardo, Cervera y Aguilar; seis en El Cerrato y Tierra de Campos y cuatro en Saldaña-Valdavia y Boedo-Ojeda.

En Burgos, la resolución permite la caza de 15 cánidos, de los que cuatro son en Las Merindades Oeste; los mismos que en Páramos y en Sabinares. A ellos se unen otros tres en Burgos Centro-Oeste. No se permite muerte alguna esta temporada en Bureba-Ebro, Merindades Este y Sistemá Ibérico-Demanda.

Por último, cinco ejemplares se podrán cazar en Valladolid, todos ellos en una espacio denominado Duero Norte. En esta ocasión, tampoco se podrá abatir lobos en Soria, según la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.