Unión en defensa de los derechos y del territorio

Niños en el programa de tiempo libre infantil desarrollado por CAS.
Niños en el programa de tiempo libre infantil desarrollado por CAS. / Alicia Pérez
  • CAS aglutina a 12 asociaciones de Castilla y León que trabajan en el medio rural y el extrarradio de ciudades con niños, jóvenes, mujeres, mayores, inmigrantes y reclusos

Colectivos de Acción Solidaria (CAS) es una asociación de ámbito estatal declarada de utilidad pública que nació en el año 1989 de la mano de personas y entidades que llevaban años trabajando comprometidas con la transformación social de su entorno. Está constituida por 18 entidades de seis comunidades autónomas, Aragón, Andalucía, Asturias, Galicia, Extremadura y Castilla y León, aunque la mayoría pertenecen a esta última, donde la asociación tiene su sede, en Campo de San Pedro (Segovia), y cuenta con 12 entidades asociadas: Escuelas Campesinas de Palencia, Ávila, Salamanca y Segovia, la Asociación de Desarrollo Comunitario Buenos Aires de Salamanca, Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos de Valladolid, Unión de Campesinos COAG de Zamora, Asociación Salmantina de Agricultura de Montaña, Iniciativa Social de Mujeres Rurales de Segovia, Asociación Montaña y Desarrollo Unión de Campesinos de Ávila, Asociación de Desarrollo para el Campo de Salamanca y Ledesma, y Coordinadora para el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia.

En estos territorios, trabaja con diferentes colectivos como niños, jóvenes, mujeres, mayores, inmigrantes, reclusos y voluntarios para el desarrollo de los colectivos más vulnerables y el mantenimiento de la cultura de los pueblos. Lo hace a través de las entidades federadas, implantadas principalmente en el medio rural pero también en el extrarradio de ciudades como Salamanca. CAS se encarga de coordinar, apoyar y dinamizar la labor de estas asociaciones a través de información, asesoramiento y la puesta en común de experiencias y buenas prácticas.

Con este objetivo, se unieron en 1989 sin perder su autonomía, para buscar recursos que permitieran trabajar a cada entidad en su zona de actuación pero con una metodología e intereses comunes y un sentimiento de unión y pertenencia a una asociación de asociaciones. «Son colectivos pequeños que están trabajando por la defensa de los derechos fundamentales básicos con una metodología de trabajo común desde la cercanía y, sobre todo, estando presentes en el territorio», explica la coordinadora de CAS, Ana Encinas.

Para ello, Colectivos de Acción Solidaria elabora un programa global de actuaciones que cada asociación miembro adapta a las necesidades y características de la zona en la que trabaja y también desarrolla programas comunes. Entre esos programas comunes destaca el proyecto piloto ‘De Mayor a menor’, desarrollado en comarcas de Ávila, Palencia, Salamanca y Segovia con el objetivo de demostrar que el conocimiento tradicional de las personas mayores puede ser muy útil para la prevención de la dependencia y la puesta en valor de nuevas economías rurales sostenibles. También trabaja en el apoyo a voluntarios a través de su formación, capacitación, comunicación e intercambio de experiencias; así como en el programa de centro de alojamiento temporal para reclusos y exreclusos que se desarrolla en el barrio de Buenos Aires de Salamanca, un servicio integral de acogida, información y orientación para favorecer la convivencia e inserción de estas personas.

Además en el área de infancia se desarrollan los programas de promoción de la calidad de vida infantil y protección de los derechos de la infancia, con once servicios en el medio rural; y otro dirigido a facilitar la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal, que cuenta con dos servicios educativos. En materia de juventud, dirige sus esfuerzos a programas de acceso al empleo y para la integración de jóvenes socialmente desfavorecidos. También trabaja en la orientación, información y acogida integral de inmigrantes, el desarrollo de itinerarios de inserción laboral y el aprendizaje del español. Las mujeres y los mayores son otros colectivos para los que desarrolla actividades con programas para la incorporación de las mujeres al mundo laboral y de atención personal y nocturna, servicios de respiro y apoyo a familias y adaptación de la vivienda para mayores. De esta forma, CAS consigue fondos, hace el seguimiento, la coordinación y apoyo de estas actividades en los diferentes territorios y promueve que se compartan experiencias y buenas prácticas entre las entidades.