Los aeropuertos de Castilla y León pierden casi 40.000 pasajeros en 2014

Los aeropuertos de Castilla y León pierden casi 40.000 pasajeros en 2014
  • Las cuatro bases de la Comunidad contabilizan 286.015 viajeros y realizan 13.641 operaciones, un 13,4% menos

  • Se alejan de la barrera de los 300.000 usuarios

Los aeropuertos de Castilla y León registraron casi 40.000 pasajeros menos en 2014 que un año antes, lo que supone una caída del 12,24%. De esta forma, perdieron la barrera de los 300.000 usuarios que mantenían desde hace once años al situarse el número de viajeros en los 286.015. Por el contrario, la red de Aena contabilizó 195,9 millones de pasajeros el pasado ejercicio, con un crecimiento del 4,5% con respecto a 2013, según los datos facilitados a Ical por el gestor aeroportuario.

En ese sentido, el tráfico de pasajeros en la Comunidad rompe la tendencia nacional ya que las estadísticas de Aena reflejan al cierre de diciembre un crecimiento continuado desde hace más de un año, con incrementos consecutivos durante los últimos 14 meses. No obstante, en Castilla y León los aeródromos de Burgos y Salamanca anotaron crecimientos de viajeros, que sin embargo no pudieron compensar las caídas de León y Valladolid, lo más grandes de la Comunidad.

Asimismo, el aeropuerto burgalés de Villafría fue utilizado por 21.583 pasajeros, 2.678 más que un año antes, lo que supone un crecimiento del 14,17%. Estos buenos resultados, después de dos años de cifras negativas, se reflejan también en el número de pasajeros de vuelos comerciales que durante el pasado año, con más de 18.880 viajeros, lograron un incremento del 17,8%. De ellos, 17.970 correspondieron a a vuelos nacionales, lo que representa un incremento del 17,4%, mientras que algo más de 900 fueron pasajeros internacionales, un 27,7% más.

En la misma línea, la terminal de Matacán registró 17.745 usuarios, 1.915 más que en 2013, con lo que la cifra experimentó un aumento del 12,1%. Por el contrario, la base de La Virgen del Camino perdió 7.790 usuarios, un 25,22%, hasta los 23.100. Sin embargo, destaca Villanubla, que redujo sus pasajeros en 36.698, un 14,1%, hasta los 223.587.

Las cifras de pasajeros del pasado año en Castilla y León se asemejan a los datos del año 2003 cuando los cuatro aeropuertos registraron 286.511 viajeros, una cifra superior a la del año 2000 (269.738), 2001 (252.044) y 2002 (251.749). El dato de 2014, con 286.015, es un 61,34% inferior al máximo histórico de la Comunidad, alcanzado en 2007, con 739.849 usuarios. Desde entonces, el tráfico de viajeros inició una caída libre hasta los 676.012 en 2008, el primer año de la crisis económica, sólo interrumpida en 2011, cuando se alcanzaron los 620.933.

Precisamente, la cifra de 300.000 usuarios anuales por aeropuerto fue una de las que Aena utilizó para poner en marcha el Plan de Eficiencia Aeroportuaria, que comenzó a aplicar en 2012 con una reducción de horarios. Así, las instalaciones de Burgos funcionan de 11.00 a 17.00 horas; León, de 09.30 a 21.00 horas; Salamanca, de 11.00 a 17.30 horas y Valladolid, de 08.30 a 21.15 horas. No obstante, siempre están operativos para emergencias y para el traslado de órganos y equipos médicos de trasplantes. Además, puedan aumentar sus servicios en función de la demanda.

Operaciones y carga

En cuanto a las operaciones, los cuatro aeropuertos realizaron 13.641, un 13,48% menos, ya que gestionaron 2.125 menos que en 2013. Sólo las instalaciones de Burgos incrementaron su actividad, con 2.418 vuelos atendidos, un 4,9% más. El aeródromo de León realizó 1.396, un 28,85% menos -566 menos- y el de Valladolid, 4.388, un 4,44% menos -204 menos-. En el caso de Salamanca, que el que realiza un mayor número de operaciones, también registró un descenso del 21,25%, con 1.468 menos.

Respecto a la carga, durante el pasado año la base de Villanubla movió 21,7 toneladas, frente a las 28,5 de 2013, lo que supone un 23,74% menos. Burgos registró el paso de 3,4 toneladas, mientras León y Salamanca no contabilizaron ningún tráfico de mercancías. Por ello, en total, los aeropuertos castellanos y leoneses transportaron 25,2 toneladas.

Año de récords

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue la instalación que registró el mayor tráfico de pasajeros de la red, con 41,83 millones viajeros, un 5,3% más que en 2013, sumando así once meses consecutivos de crecimiento. El Prat, el segundo de la red, logró su récord absoluto en número de pasajeros con 37,55 millones, un 6,7% más que en 2013.

Asimismo, el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol superó los datos registrados en 2007 y llegó hasta los 13,74 millones de pasajeros, lo que significa un 6,4% más. También, Alicante-Elche rebasó por primera en la historia la barrera de los diez millones de viajeros. Además, el aeropuerto de Tenerife Sur alcanzó niveles máximos no vistos desde 2001 y el de Lanzarote llegó a los 5,88 millones.