Visto para sentencia el segundo proceso contra los detenidos por los disturbios de Gamonal

La causa contra uno de los acusados ha quedado archivada/GIT
La causa contra uno de los acusados ha quedado archivada / GIT

La Fiscalía solicita penas de dos años de prisión para cinco acusados en base a los testimonios policiales, mientras las defensas insisten en la idea de las «detenciones arbitrarias»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El segundo de los procesos penales abiertos contra los detenidos por los disturbios registrados en el barrio de Gamonal en enero de 2014 ha quedado visto para sentencia esta mañana. Esta séptima y última sesión del juicio oral abierto contra seis de los detenidos en la noche del 11 al 12 de enero de ese año ha servido para que las partes elevaran a definitivas sus respectivas conclsuiones. Unas conclusiones que no han variado en lo sustancial, aunque sí en algunos detalles.

Uno de los seis encausados ha sido retirado del proceso por falta de pruebas

Así, tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado han mantenido sus peticiones de penas de dos años de prisión para los encausados, a los que consideran autores de sendos delitos de desórdenes públicos y atentado a agentes de la autoridad. Eso sí, del escrito de acusación han desaparecido las referencias a uno de los acusados inicialmente (M.A.M.), que en la jornada de ayer fue retirado de la causa por iniciativa de las acusaciones al considerar que no podían imputársele los mencionados delitos por falta de pruebas.

Muy diferente es la situación de los otros cinco acusados (D.G.F., B.C., M.G., M.M.C. y D.M.O.), ya que su participación en los hechos punibles ha quedado «acreditada», según la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Ambas partes consideran totalmente válido el testimonio de los diferentes agentes que han ido compareciendo ante el tribunal en las últimas jornadas, los cuales han identificado «sin ningún género de dudas» a los cinco jóvenes que permanecen en el banquillo de los acusados.

En este sentido, la Fiscalía «no tiene dudas» de que todos ellos son autores de lanzamientos de objetos (botellas y piedras) contra los agentes policiales -tres de ellos acabaron heridos- y contra una dotación del cuerpo de Bomberos -otro herido-. Asimismo, las acusaciones, entre las que también está presente el Ayuntamiento, han considerado «irrefutable» la participación de los acusados en los disturbios, que derivaron en la quema de más de 80 contenedores, destrozos en mobiliario público y rotura del escaparate de varias sucursales bancarias.

Lejos de aceptar tales afirmaciones, las defensas de los encausados han vuelto a mantener la inocencia de los cinco encausados, subrayando que las detenciones fueron «arbitrarias». De hecho, las defensas han puesto en tela de juicio la declaración del agente 66.175, miembro del indicativo 'Reno' de la Policía Nacional de Valladolid, una declaración calificada de «falsa». No en vano, las defensas consideran totalmente «acreditado» que el indicativo 'Reno' no estaba presente en la zona cuando comenzaron los disturbios, sino que llegó más tarde, lo que, a su juicio, invalidaría buena parte del testimonio aportado por el agente, considerado clave en todo el proceso.

Atestado genérico

Además, las defensas han vuelto a criticar la «generalidad» de los atestados. Y es que, en un proceso penal se debe «concretar» el hecho punible y la autoría del mismo, y los atestados de los 23 detenidos aquella noche son «idénticos». Esto es, que dicho atestato «se cocinó para que cuadrase» con la actuación llevada a cabo, la cual «se les fue de las manos», según las defensas.

De esta forma, los representantes de los encausados insisten en que no hay ninguna prueba de cargo que permita «acreditar» la participación de sus clientes en el lanzamiento de objetos contra los agentes o en los disturbios registrados aquella noche. Sí que existen, sin embargo, numerosas «pruebas de descargo» derivadas del testimonio de varios de los testigos que han pasado por el tribunal en las últimas jornadas.

Sea como fuere, una vez elevadas a definitivas las conclusiones de unos y otros, ahora está en manos de la jueza de la Sala de lo Penal número 2 de la Audiencia Provincial la emisión de la sentencia, la cual podría demorarse varios días.

Fotos

Vídeos