Sáez Aguado valora los resultados del HUBU en su quinto aniversario

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado con el gerente del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), Miguel Ángel Ortiz

El complejo hospitalario burgalés acoge 2,5 millones de consultas, 10.000 partos, 110.000 cirugías, 195.000 ingresos hospitalarios y 600.000 urgencias en cinco años

GABRIEL DE LA IGLESIA

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) cumple este mes su quinto aniversario. Y lo hace, según ha destacado hoy el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, habiéndose consolidado como centro de referencia para la comunidad. Así lo demuestra, ha asegurado, el incremento de actividad asistencial registrado en el complejo desde su apertura en 2012. Desde entonces, los profesionales del centro (más de 3.100) han atendido más de 2,5 millones de consultas, 10.000 partos, 110.000 intervenciones quirúrgicas, 195.000 ingresos hospitalarios y 600.000 urgencias. Y todo ello, ha subrayado Sáez Aguado, sin dejar de lado el perfil “público” del HUBU.

En este sentido, el consejero de Sanidad ha vuelto a rechazar las críticas planteadas en torno al modelo concesional del hospital, el cual continúa generando polémicas. Y es que, según ha insistido, lo “relevante” es que “los 3.100 trabajadores del hospital son empleados públicos”, restando importancia a la gestión externa de 14 servicios no asistenciales, algo que también “ocurre en el resto de hospitales de Castilla y León” y “no afecta a la actividad médica”. Es más, lejos de ello, ha asegurado, el modelo concesional elegido ha permitido levantar un complejo hospitalario en el que se realiza “con recursos públicos” mucha más actividad que antes debía derivarse mediante conciertos a la sanidad privada.

Ese incremento de actividad ha venido de la mano de la consolidación de varias especialidades, que han convertido al HUBU en centro de referencia regional y nacional. De hecho, el complejo hospitalario burgalés también da servicio a “muchos ciudadanos de Soria, Palencia, La Rioja” y otros territorios, según ha señalado Sáez Aguado.

A ello ha ayudado, sin duda, el equipamiento del centro, que actualmente cuenta con aparatos específicos de última generación, como equipos de radioterapia con planificador, un neuronavegador, un arco en C para quirófano híbrido de cirugía vascular o dos gammacámaras robotizadas, entro otros muchos. Y todo ello apoyado por “un equipo de profesionales muy importante”.

Sin embargo, ha añadido el consejero, todavía queda mucho por hacer en diferentes frentes. Así, el HUBU debe seguir apostando por la innovación y la tecnología –ya se trabaja en la incorporación de un  PEC TAC o un equipo Da Vinci de cirugía robótica- y por la formación de los profesionales. Asimismo, uno de los principales retos de futuro a los que se enfrenta el hospital pasa por su adaptación a las necesidades de los enfermos crónicos. Y ello sin abandonar el camino iniciado en el ámbito de la investigación, en el que el HUBU ha comenzado a consolidarse con fuerza.  

Fotos

Vídeos