El Plan Juncker movilizará 105 millones de euros en programas de ADE y Somacyl

El Plan Juncker movilizará 105 millones de euros en programas de ADE y Somacyl

Responsables del Banco Europeo de Inversiones presentan en Burgos las posibilidades de financiación de proyectos empresariales

GABRIEL DE LA IGLESIA

La Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversión (BEI) firmarán a lo largo del mes de julio dos operaciones financieras con la Agencia de Desarrollo de Castilla y León y Somacyl para desarrollar diferentes programas de impulso económico. Según ha confirmado el jefe de la oficina del BEI en España, Alberto Barragán, durante un seminario sobre el Plan Juncker celebrado en la Cámara de Comercio de Burgos, ambas operaciones movilizarán un montante total de 105 millones de euros.

La primera de las operaciones, presupuestada en 75 millones de euros, irá destinada a la financiación en préstamos participativos e inversiones en capital en pymes de la comunidad, sin duda uno de los objetivos prioritarios del Plan Juncker. La segunda de las operaciones estará dotada con 30 millones de euros y se destinará a la mejora de diferentes infraestructuras turísticas rurales (albergues, museos, renovación de paradas de autobús, etc).

Se trata de dos operaciones ya aprobadas por parte de la oficina del Plan Junker, pero no las únicas sobre las que se trabaja. De hecho, el propio Barragán ha confirmado la existencia de negociaciones en torno a otros proyectos, como una planta de biomasa cerca de Ponferrada o la creación de un “instrumento financiero para combinar fondos del Plan Juncker y Fondos Estructurales y utilizarlos como garantías a los bancos para incentivar la financiación por parte de los bancos”.

Ese, de hecho, es uno de los grandes caballos de batalla de la Comisión Europea, que tiempo atrás certificó que la liquidez presente en los mercados financieros no se estaba traduciendo en créditos, lo que a la postre estaba ralentizando la ejecución de proyectos empresariales. Por eso se creó el Plan Juncker, que está planteado para “acelerar la inversión”, asumiendo ciertos riesgos para que los bancos abran el grifo.

Así, la Comisión Europea y el BEI han creado un “colchón” de 21.000 millones de euros “para absorber las primeras pérdidas” de aquellos proyectos que finalmente reciban el apoyo del Plan, vinculados todos ellos a sectores estratégicos (transporte, economía digital o energía) y pymes. En este sentido, las operaciones firmadas en España durante el pasado ejercicio supusieron un importe total de 8.000 millones de euros para pymes, de los que 600 millones acabaron en Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos