La oposición tumba el acuerdo para la refinanciación del Consorcio de Villalonquéjar

Javier Lacalle, alcalde de Burgos
Javier Lacalle, alcalde de Burgos / Ricardo Ordoñez

El PP que seda solo en su defensa del acuerdo alcanzado con CaixaBank y se abre un periodo de incertidumbre sobre la deuda del Consorcio

GABRIEL DE LA IGLESIA

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha rechazado con los votos de los grupos de la oposición el acuerdo alcanzado días atrás entre el Consejo Rector del Consorcio de Villalonquéjar y CaixaBank para reestructurar la deuda que arrastra el Consorcio con la entidad bancaria. Finalmente, el PP se ha quedado solo en su defensa del acuerdo, encontrándose con la oposición frontal de PSOE, Imagina Burgos y Ciudadanos, que han cuestionado la viabilidad del convenio.

Dicho convenio contemplaba la división de la millonaria deuda en cuatro partes. Dos de ellos se vinculaban a la deuda considerada sostenible (73,3 millones de euros), a pagar en 15 años mediante la venta de terrenos del polígono industrial. En el tercer bloque se incluían los plazos de pago ya vencidos y en vías de vencimiento (6,9 millones de euros), mientras que el cuarto se vinculaba a los intereses devengados, los cuales superan el millón de euros.

Lejos de aceptar ese plan de refinanciación, desde la oposición se ha cuestionado tanto la propuesta como la propia gestión del Consorcio desarrollada por el PP en los últimos años. Así, el portavoz del PSOE, Daniel de la Rosa, ha insistido en que la situación actual es responsabilidad exclusiva de los equipos de Gobierno de Javier Lacalle, y ha instado al alcalde y al concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, a buscar el acuerdo con otros grupos, señalando directamente a Ciudadanos, con el que meses atrás se firmó un acuerdo para evitar la moción de censura que planteaba la necesidad de buscar alternativas a la refinanciación.

El problema es que el PP considera que tales alternativas no existen, mientras que Ciudadanos insiste en que aún hay vías para evitar un acuerdo que 'hipotecará' al Ayuntamiento durante muchos años. A este respecto, la portavoz de la formación naranja, Gloria Bañeres, ha planteado la posibilidad de que la Sociedad Municipal de Promoción absorba los activos y pasivos del Consorcio para ganar en autonomía y evitar una liquidación gravosa de la entidad. Para ello, Bañeres ha subrayado que antes es necesario que el Ayuntamiento vuelva a tener mayoría en el Consejo Rector del Consorcio, dominado actualmente por los representantes de la Fundación Caja de Burgos, heredera de la antigua Caja de Ahorros Municipal, la cual fue en su día la que firmó los créditos gestionados ahora mismo por CaixaBank.

En este sentido, Foronda asegura que dicha alternativa «no es viable», ya que el Ayuntamiento «no tiene recursos para gestionar la venta de activos», por lo que la refinanciación de la deuda acordada con la entidad financiera es la única salida.

Por su parte, desde Imagina Burgos se insiste en exigir «responsabilidades» por la «nefasta gestión» de la construcción y gestión de la ampliación del polígono de Villalonquéjar, apartándose en todo caso del acuerdo planteado.

Sea como fuere, la negativa del Pleno a suscribir el convenio para la refinanciación de la deuda del Consorcio abre un escenario de difícil análisis, toda vez que los plazos de pago van venciendo y la deuda no hace sino incrementarse, lo que podría afectar de lleno a las cuentas municipales y, por ende, a la autonomía presupuestaria del Ayuntamiento.  

Fotos

Vídeos