Junta y Fomento bonificarán hasta el 75% el desvío obligatorio de camiones a la AP-1

La nacional soporta un intenso tráfico pesado/PCR
La nacional soporta un intenso tráfico pesado / PCR

El acuerdo busca liberar la N-1 entre Burgos y Miranda del intenso tráfico pesado que soporta, a fin de reducir la alta siniestralidad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Y llegó el acuerdo. Tras años de reclamaciones políticas y vecinales, y semanas de negociaciones, la Junta de Castilla y León y el Gobierno central han cerrado un acuerdo sobre las bonificaciones que acompañarán al desvío obligatorio de vehículos pesados de la N-1 entre Burgos y Miranda de Ebro a la autopista de peaje AP-1. El objetivo es liberar a la nacional de intenso tráfico pesado y contribuir a la reducción de la elevada siniestralidad que presenta el tramo burgalés.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, se han reunido esta mañana para fijar los términos del acuerdo, ha informado la Junta a través de una nota de prensa. Se establecerán bonificaciones de hasta el 75 por ciento del peaje para los vehículos desviados, y el Gobierno autonómico aportará 1 millón de euros para sufragar los costes de la bonificación.

Los graves accidentes de septiembre han acelerado el acuerdo

La reunión de esta mañana es la última de una larga serie de encuentros institucionales, que se intensificaron después de los graves accidentes de tráfico con los que se cerró el verano, con cinco fallecidos en Pancorbo (todos miembros de una misma familia, y tres menores) y uno en Monasterio de Rodilla (el camionero de Sotopalacios que murió tras colisionar contra un vehículo pesado).

Junta y Fomento han acordado aplicar medidas de desvío obligatorio de vehículos pesados del tipo 2 en el tramo Burgos-Miranda de la N-1. La medida irá acompañada de una bonificación del 75 por ciento del peaje para los camiones que empleen telepeaje y del 71,23 por ciento para el resto de los de tipo 2.

El importe de la bonificación será compensado a la concesionaria de la autopista, Europistas, por la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento, comprometiéndose la Administración autonómica a la aportación de un millón de euros.

Reducir la siniestralidad

Con la implantación de estas bonificaciones se pretende mejorar las condiciones de circulación y seguridad vial en la N-I, así como una disminución de la siniestralidad, la congestión y el nivel de emisiones. De acuerdo con los datos de Fomento, la nacional soporta diariamente 10.000 vehículos, de los cuales la mitad son pesados. Además, en la mayor parte de los accidentes están implicados los camiones.

Se firmará un convenio para hacer efectiva la medida compensatoria

Para hacer efectiva la medida acordada esta mañana será necesario firmar un conventio entre Junta, Fomento y Europistas, cuya elaboración se comenzará a realizar en los próximos días. También se realizará una consulta con el sector del transporte.

Por otro lado, en la reunión se ha hablado del posible desvío del tráfico de vehículos pesados tipo 2 de la Nacional N-VI a la Autopista AP-6, a fin de evitar el paso de estos vehículos por la localidad segoviana de San Rafael. En estos momentos se trabaja en la utilización de la AP-6 como variante de la N-VI, a la vez que se analizan otras alternativas que resuelvan la situación, para lo cual están previstas próximas reuniones a fin de determinar las decisiones a adoptar.

Fotos

Vídeos