José Ángel Contreras, de la Universidad de Burgos, un inspector riguroso para el caso Cifuentes

José Ángel Contreras. / UEMC

Docentes de la Universidad de Burgos ensalzan el perfil técnico del docente guipuzcoano designado por la Conferencia de Rectores para investigar el máster de la presidenta madrileña

Enrique Berzal
ENRIQUE BERZALValladolid

Buen estudiante, funcionario diligente y profesional cualificado en la labor de inspección del profesorado. Así recuerdan docentes de la Universidad de Burgos a José Ángel Contreras Hernando, director del Servicio de Inspección de dicha institución académica a quien la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ha nombrado junto a Carmen Ruiz Llamas, jefa del mismo Servicio en la Universidad de Murcia, como «observador externo» para investigar las polémicas circunstancias del máster cursado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la Universidad Rey Juan Carlos.

Contenidos relacionados

Guipuzcoano de Urretxu, donde nació en 1967, Contreras cursó la licenciatura de Geografía e Historia en el entonces Colegio Universitario de Burgos, dependiente hasta 1994 de la Universidad de Valladolid; por eso su título aparece expedido por esta última. «Era un buen alumno», recuerda Félix Castrillejo, profesor titular de Historia Contemporánea de la UBU, quien, al igual que su colega Antonio Fernández Sancha, ya jubilado, destaca el carácter afable y cercano de Contreras, del que también recuerdan su paso como portero en los equipos de alumnos de fútbol sala y fútbol 7.

Graduado además en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en enero de 1997 Contreras ganó por oposición la plaza de funcionario de carrera de la Escala de Gestión de la Universidad de Burgos, creada como tal tres años antes. Poco después asumió la Jefatura de la Sección de Gestión de Alumnos, al frente de la cual tuvo que acometer, entre otras cuestiones, el extravío de títulos universitarios, «uno de los problemas más frecuentes de esos primeros años», recuerda Marcos Sacristán, primer rector de la UBU y quien firmó, precisamente, el nombramiento de Contreras.

En 2010 ingresó en el Servicio de Inspección y tres años después, en enero de 2013, el entonces rector, Alfonso Murillo, firmaba su nombramiento al frente del mismo. De su alta competencia como inspector del profesorado dan testimonio docentes tan relevantes como el historiador Federico Sanz Díaz, jubilado en 2016 después de más de 40 años en la UBU, quien lo trató siendo decano de la Facultad de Humanidades y Educación: «Aunque yo no le di clase, tuve trato con él cuando era decano, con motivo de algún expediente al profesorado; y puedo decir que lo hará bien, pues José Ángel siempre se ha caracterizado por un trabajo riguroso, sin extralimitarse en ningún caso».

Nombrado vicegerente de la Universidad de Burgos el 19 de julio de 2016, su acreditada experiencia tanto en el Servicio de Gestión de Alumnos como en la inspección del profesorado, así como su pertenencia al Comité Permanente del Grupo de Trabajo de Inspección de Servicios de CRUE-Secretarías Generales son circunstancias que, según los docentes consultados, habrán pesado seguramente en su nombramiento como «observador externo» del polémico máster de Cristina Cifuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos