La Policía investiga si existe un vídeo de la presunta agresión sexual de Aranda

Imagen de la entrada de los acusados para el registro del domicilio./EFE
Imagen de la entrada de los acusados para el registro del domicilio. / EFE

Los investigadores se han incautado de los ordenadores de los tres denunciados y también han retenido sus teléfonos móviles y el de la víctima para intentar buscar alguna prueba gráfica

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

La investigación policial de la presunta agresión sexual a una menor de 15 años por parte de tres jugadores de la Arandina C.F, intenta determinar la existencia o no de un vídeo en el que se grabaron los supuestos hechos denunciados.  A pesar de que la existencia del vídeo ha estado presente en muchas hipótesis sobre este caso, la policía no ha conseguido determinar la veracidad de esa grabación que, por lo tanto, no aparece entre las diligencias instruidas hasta el momento como prueba, según fuentes cercanas al caso.

Contenidos relacionados

Durante el registro del piso que compartían los futbolistas, los investigadores se han incautado de los ordenadores de los tres denunciados y también han retenido sus teléfonos móviles y el de la víctima para intentar buscar alguna prueba gráfica que pueda añadirse al proceso. Por su parte, los tres ya ex jugadores del club de Aranda de Duero permanecen en la cárcel de Burgos, después de que la magistrada del Juzgado número 1 de la ciudad decretara, este miércoles, prisión provisional comunicada y sin fianza tras tomar declaración a la víctima y a los denunciados. Los deportistas tienen la intención de recurrir el auto de ingreso en prisión.

Por su parte, la ciudad sigue conmocionada después de los hechos ocurridos que la han puesto en primera línea de la actualidad nacional. Sobre todo, en el barrio Ferial Bañuelos donde residen tanto la víctima como los presuntos agresores y, donde también se encuentra el centro concertado en el que la menor cursa 3º de la ESO. La joven se encuentra fuera de la ciudad para preservar su intimidad.

La menor ratificaba este miércoles, ante la magistrada, los hechos denunciados el lunes en la Comisaría de Policía Nacional de Aranda. En los mismos, según fuentes cercanas a la investigación, detalló haber sido forzada por los futbolistas a mantener relaciones sexuales en el piso que comparten los tres chicos en la Calle San Francisco, tras haberse citado allí con uno de ellos. En su testimonio habría hablado también de algunos episodios de violencia. Según fuentes cercanas a la víctima, el testimonio de la menor se acompañó en el juzgado de un informe forense que apoyaría la versión. Por su parte, los tres jugadores han negado, durante todo el proceso, haber forzado a la menor

Comunicado de repulsa

El Ayuntamiento de Aranda en una comunicación institucional ha condenado “rotundamente” los hechos que, presuntamente, han sucedido en la localidad. En esta línea, ha mostrado su “más absoluto rechazo hacia todo tipo de violencia contra las mujeres, con especial repulsa y desprecio hacia la que pudiera producirse contra menores de edad. Del mismo modo, el rechazo también a quienes de una manera u otra defienden o protegen este tipo de violencia”. El consistorio arandino, en coordinación con la Junta de Castilla y León, ha puesto a disposición de la menor y de su familia “todos los recursos de carácter social y jurídico que resulten necesarios”. El Ayuntamiento no descarta realizar en el futuro actos públicos de condena con la finalidad de que los vecinos “muestren su rechazo a este tipo de actos”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos