La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana y detiene a un varón de 36 años

Material incautado/ Guardia Civil
Material incautado / Guardia Civil

Los agentes acudieron a una llamada de auxilio y percibieron un fuerte olor a cannabis, por lo que regresaron horas más tarde y encontraron 7 kilos de marihuana seca

GABRIEL DE LA IGLESIA

La Guardia Civil ha detenido a M.V.I.M., de 36 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y ha desmantelado un laboratorio de cultivo y elaboración continua de marihuana.

Según la información facilitada por el Instituto Armado, los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado domingo 3 de septiembre, en respuesta a un posible auxilio humanitario. Una patrulla del Puesto de Castrojeriz acudía al domicilio del a la postre detenido, al tener conocimiento de que un joven pudiera encontrarse en dificultades, necesitando ayuda o asistencia sanitaria.

Aprovechando una ventana abierta, los guardias civiles consiguieron acceder al interior de una vivienda ubicada en una localidad de la comarca Odra-Pisuerga. Al entrar notaron un fuerte olor, coincidente con el característico de la marihuana. Así, al paso por las distintas estancias para localizar al morador que no respondía a la demanda de los agentes, iban encontrando restos de este estupefaciente.

Tras unos instantes de incertidumbre, en el segundo piso, encontraron al joven tumbado, que se despertó semiaturdido; tras entrevistarse con él y una vez verificado que no precisaba ayuda ni asistencia médica, servicio que reiteradamente rechazó, abandonaron la casa.

Bajo sospecha de tener acumulada una importante cantidad de estupefaciente en el domicilio, por el fuerte olor existente en toda la vivienda, horas más tarde y bajo mandamiento judicial se giró un registro en el que se localizaron un total de 7 kilogramos de marihuana seca, oculta en varios lugares y dispuesta para su consumo.

El garaje de la vivienda estaba acondicionado como laboratorio especializado para el cultivo y elaboración sistemática y metódica de marihuana, compartimentado en tres zonas, dotada de elementos y útiles para su cultivo como macetas, sustrato y fertilizante para estas plantas; picadoras, aparatos eléctricos como lámparas para favorecer su desarrollo o ventiladores y extractores para disipar el olor, así como decenas de cableado.

La cantidad y variedad de marihuana aprehendida y la envergadura y profesionalidad del laboratorio encontrado hace sospechar que el destino final de la droga era su distribución y venta.

Con el desmantelamiento de este laboratorio se ha conseguido anular un importante punto de cultivo cuya producción, o al menos parte de ella, podía haber sido introducida ilegalmente para su venta en la comarca. La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Burgos y coordinada conjuntamente por los Puestos de Castrojeriz y Villadiego.

Fotos

Vídeos