El Grupo Socialista reclama un plan de dinamización para la comarca de Garoña

Planta nuclear de Santa María de Garoña. / David Aguilar

El portavoz de Medio Ambiente estima un gasto de unos 100 millones de euros financiados por el Estado y la Comunidad

ÁLVARO GÓMEZValladolid

El Grupo Socialista ha presentado su propuesta «concreta» para el desarrollo socioeconómico de las comarcas afectadas por el cierre de la central nuclear de Garoña decretado hace una semana. Entre las diez medidas presentadas por José Luis Aceves, portavoz de Medio Ambiente del partido en la región, destaca la elaboración de un Plan de Desarrollo y Dinamización Socioeconómica con partida presupuestaria ya en 2018 y con expectativas plurianuales.

Dicho plan también piden que cuente con la participación de recursos de la Junta de Castilla y León y con la ayuda de la Diputación Provincial de Burgos, así como con fondos de un programa territorial de fomento industrial específicamente creado para estas comarcas tras el acuerdo entre el Gobierno autonómico y los grupos parlamentarios.

Aceves ha declarado que es «más necesario que nunca» recuperar el Plan Reindus iniciado con Zapatero es «más necesario que nunca» recuperar el Plan Reindus iniciado con Zapatero y que ha denunciado que el Partido Popular suprimió «con la excusa de que no resultaría necesario ya que la central continuaría abierta y ahora vemos que ni plan, ni empresa, con el fatídico resultado laboral y económico de la zona».

Los socialistas han propuesto la creación de una mesa «por el futuro de las comarcas afectadas» que cuente con la participación de los agentes implicados, así como una mesa de seguimiento de las actuaciones que tenga sede en las Cortes.

Además, reclaman que el Gobierno estatal impulse «de forma urgente» un Pacto de Estado de la Energía para poder así realizar la transición a un modelo «basado en la sostenibilidad, la seguridad y la eficiencia»pero sin dejar de lado el apoyo del carbón autóctono. Otra de las peticiones es el desmantelamiento «con luz y taquígrafos», es decir, totalmente público, de la central nuclear y con la participación de todos los agentes sociales y económicos del territorio.

Estas medidas, presentadas por Aceves y Virginia Jiménez, procuradora por Burgos, se estiman necesarias tras «desenmascarar una de las grandes mentiras del Partido Popular», a quien han arremetido duramente por «dejar a la gente sin oportunidades ni futuro».

Jiménez ha indicado que esta propuesta del PSOE se basa en «anteponer la seguridad y la salud de las personas a los intereses económicos», en la defensa de la generación de energía renovable y en el cumplimiento de los 40 años de periodo de explotación de la central según fue concebida.

Aceves ha declarado que el impuesto a las eléctricas propuesto por el PP «de momento es una salida para lanzar la pedrada y no asumir sus responsabilidades», aunque ha reconocido que estudiarán la medida. También ha considerado que «han pesado más los cinco diputados del PNV que todos los parlamentarios de los que presume Mañueco», en referencia a las exigencias de los vascos de cerrar Garoña para apoyar los presupuestos generales del Estado de Mariano Rajoy.

Fotos

Vídeos