Los ganaderos de La Demanda plantean promover una marca de garantía

Los ganaderos de La Demanda plantean promover una marca de garantía

El próximo jueves se celebrará en Bezares el I Encuentro de Ganaderos de la Sierra de la Demanda

GABRIEL DE LA IGLESIA

Alrededor de un centenar de ganaderos de la Sierra de La Demanda participarán el próximo jueves en el I Encuentro organizado en Bezares por el grupo de acción local Agalsa y los promotores del proyecto Demanda Vacuno. Y lo harán con el objetivo de establecer redes de contacto entre ellos y poner las bases de futuro de un sector que ha sufrido un gran relevo generacional en la comarca y que aspira a consolidarse como un referente en la economía de la zona.

Para ello, los promotores de Demanda Vacuno confían en establecer a corto y medio plazo una asociación de productores de la zona que comience a trabajar de manera efectiva para conseguir la creación de una marca de garantía que permita poner en valor un producto que poco a poco ha ido ganando en calidad y trascendencia. De hecho, desde Agalsa se insiste en que la carne de vacuno de La Demanda ya está muy bien considerada por parte de hosteleros, distribuidores y consumidores. Sin embargo, asegura su gerente, Fernando Castaño, ha llegado la hora de dar un paso más allá.

De momento, el próximo paso será la celebración del Encuentro, que se ha organizado con el objetivo de empezar a tejer las redes necesarias entre los productores. Se calcula que en toda la comarca hay 145 explotaciones ganaderas con 10.500 cabezas. La mayor parte de ellas son de vacuno, que se han ido abriendo hueco en detrimento del ovino predominante hace no muchos años.

Todas ellas disfrutan de unos buenos pastos, lo que deriva en carne de muy buena calidad, pero que todavía no cuenta con un marchamo que la certifique. Y ahí entra el interés por establecer una marca de garantía.

Además, según defienden desde Agalsa, el sector en La Demanda ha de superar otro problema, ya que buena parte del ganado acaba en otras explotaciones de cebo intensivo a las que va una vez superados los seis meses por la imposibilidad de continuar explotándolas en la comarca. Un problema al que se pretende poner remedio en los próximos años tras la incorporación de nuevos ganaderos, que han llegado al sector con “nuevas ideas” y “formas de trabajar”.

Fotos

Vídeos