ARANDA DE DUERO

La empresa Rebi invertirá 8 millones en una planta de biomasa

Interior de una zanja
Interior de una zanja / S.G.

Los trámites administrativos están muy avanzados y esperan empezar las obras de forma inminente

S.GARANDA DE DUERO

La empresa soriana Rebi, empresa dedicada a la creación, explotación, gestión y comercialización de redes de calor con biomasa, ultima los trámites administrativos para la construcción de una central en Aranda de Duero. La Red de Calor con Biomasa se situará en un parcela del polígono industrial Allendeduero y abastecerá de calefacción y agua caliente a 3.300 viviendas y edificios públicos en la ciudad. La inversión del proyecto asciende a ocho millones de euros y supondrán la creación de diez puestos de trabajo directos. Durante los obras se calcula que el número de empleos ascenderá a 40.

Un total de 10 megavatios de potencia instalada generarán 45,5 millones de kilovatios de energía térmica en una central que consumirá 13.500 toneladas de biomasa local al año, según los datos facilitados por la empresa. Asimismo, añaden que los edificios conectados dejarán de emitir 14.700 toneladas de CO2 a la atmósfera.

De momento, Rebi ha abierto una sede en la avenida de Castilla número 67 de Aranda, donde actualmente ofrece información sobre el proyecto. La técnica del proyecto, Graciela Azofra, indica que «ya estamos explicando a los colectivos, asociaciones y otros grupos el proyecto que vamos a desarrollar aquí muy pronto; los primeros con quienes nos hemos puesto en contacto son los administradores de fincas, puesto que son con quienes más conjuntamente vamos a trabajar para explicar a los vecinos las ventajas de comenzar a usar una energía renovable como es la térmica de biomasa».

Agua Caliente

La Red de Distribución de Calefacción y Agua Caliente Sanitaria tiene su origen en una Planta Térmica. De la central parten varios ramales independientes. Por las tuberías discurre energía térmica en forma de agua caliente a una temperatura de 90 grados centígrados, llega a la salas de calderas de los edificios y, a través de un equipo denominado subestación de intercambio ubicado en cada sala, cede su energía al agua del circuito de cada edificio, manteniendo en todo momento la independencia entre los circuitos de la red y de cada edificio mediante un intercambiador de placas.

Red de calor

De esta forma, la caldera central de gas o gasóleo queda apagada pero funcional. En ese momento se produce el cambio de un combustible fósil a uno renovable, la biomasa, con la misma generación de calor que el servicio actual. Paralela a la tubería de ida, trascurre la de retorno, que vuelve con agua fría a la central térmica, ambas totalmente aisladas para minimizar la pérdida de calor en los kilómetros de Red.

Los clientes que se incorporen a la Red no deben llevar a cabo inversiones en sustitución y mantenimiento de calderas, solo contratan un suministro energético renovable a precios muy competitivos con respecto a la oferta de combustibles fósiles, con un ahorro mínimo real del 10 por ciento sobre su factura actual. 

El promotor del proyecto que es la empresa Rebi, pertenece al grupo soriano AMATEX BIE, uno de los mayores del sector de la madera en España, con plantas de transformación de madera en biomasa en Cabrejas del Pinar (Soria) y Mombeltrán (Ávila). Además de las Redes de Soria, Ólvega y Valladolid, Rebi encara nuevos proyectos en Guadalajara y Alcorcón

Fotos

Vídeos