Desarticulada una banda dedicada al tráfico de drogas en Burgos y Vizcaya

Material aprehendido por los agentes de la Guardia Civil.
Material aprehendido por los agentes de la Guardia Civil. / El Norte

La Guardia Civil detiene a seis miembros de un clan familiar y se incauta de más de tres kilos de sustancias estupefacientes

GABRIEL DE LA IGLESIA

La Guardia Civil ha detenido en las provincias de Burgos y Vizcaya a cinco varones y una mujer, con edades entre los 19 y los 48 años de edad, como presuntos autores, en distinto grado de autoría, de sendos delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y de pertenencia a grupo criminal. Adicionalmente, la operación, denominada ‘Aures’, se ha saldado con la incautación de numeroso material, incluidos tres kilos de diferentes sustancias estupefacientes.

Según ha explicado hoy el cabo responsable de la operación, esta arrancó formalmente meses atrás, cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos obtuvo información relevante sobre la posible existencia de un grupo delictivo que pudiera dedicarse al tráfico de estupefacientes en las comarcas burgalesas de La Bureba y La Demanda. A raíz de esas sospechas, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) se hizo cargo de la investigación.

Así, las primeras pesquisas corroboraron la existencia de un clan familiar cuyos integrantes mantenían domicilios en las provincias de Burgos y Vizcaya. Los investigadores realizaron seguimientos discretos a los objetivos y vigilancias a las viviendas, comprobándose un inusual y elevado trasiego de personas, que entraban y salían de estas tras un breve espacio de tiempo. En este sentido, llamó la atención la gran movilidad de los integrantes, la ausencia de actividad laboral remunerada conocida y las fuertes medidas de seguridad que tomaban en su actividad delictiva.

Finalmente, tras meses de seguimientos, la Guardia Civil de Burgos, apoyada por las Comandancias de Vizcaya y León, procedía esta pasada madrugada a detener a los seis sospechosos. Se trata de S.D.T.P. (45 años), F.R.C. (45 años), F.B.S. (33 años), A.R.C. (48 años), J.A.A.G. (47 años) y E.M.D.M. (19 años).

Cinco registros domiciliarios

Asimismo, los agentes han practicado un total de cinco registros domiciliarios, mediante los que se ha conseguido desmantelar tres importantes puntos de venta de droga en Briviesca, Baracaldo y la zona de Pinilla de los Barruecos. Allí han sido incautados 550 gramos de cocaína, 500 gramos de speed, 4 gramos de éxtasis, 2.050 gramos de hachís, 2 plantas de marihuana, 1.500 gramos de diversas sustancias para ‘cortar’ la droga (etanol, ácido clorhídrico, cafeína, sosa cáustica, suero fisiológico, etc), 24 cajas del medicamento ‘Kamagra 100gr’ (sustitutivo de Viagra), 6 balanzas de precisión y diversos útiles para la dosificación de la droga, 3.280 euros en billetes de curso legal, 9 terminales de telefonía móvil y 10 tarjetas, un bastón de defensa extensible y dos armas táser.

Según ha explicado el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, se trata de una operación «muy importante», ya que ha permitido desmantelar un grupo dedicado al tráfico de drogas muy activo. De hecho, la presencia de abundante material de ‘corte’ de droga induce a pensar que la cantidad de droga intervenida podría haberse duplicado en el mercado de consumo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos