Desarticulada una banda dedicada a robar en explotaciones agrícolas y ganaderas

Imagen del robo / Guardia Civil

La Guardia Civil detiene a tres personas e identifica a otras tres como presuntos autores de un total de 33 robos en Burgos, Palencia, Valladolid y Segovia

GABRIEL DE LA IGLESIA

La Guardia Civil ha detenido en dos localidades de la Comunidad de Madrid a C.A.R., A.A. y M.O., y ha investigado a B.C.J., P.T. y G.I., todos con edades comprendidas entre los 20 y los 39 años de edad, como presuntos autores de numerosos delitos de robo con fuerza cometidos en explotaciones agrícolas y ganaderas. Se les imputa también un delito de pertenencia a grupo criminal organizado.

Según la información facilitada por el Instituto Armado, durante el verano de 2016 se detectó un incremento de robos, perpetrados con el empleo de la fuerza, sobre explotaciones agrícolas de la provincia de Burgos, cuyo denominador común era la sustracción de sistemas de autoguiado y de iluminación instalados en tractores y maquinaria agrícola, así como diversas herramientas.

Esta consecución de robos creó gran malestar y cierta inseguridad en el sector agrícola de la provincia, ya que perjudicados y vecinos veían peligrar su principal fuente de ingresos. Al perjuicio creado por la propia sustracción se sumaba el elevado coste económico que supone la reposición de estos equipos. Así, en el marco de las actuaciones previstas en el ‘Plan contra sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas’, puesto en marcha en el año 2011 por el Ministerio de Interior, el Área de Patrimonio de la UOPJ de Burgos junto con el Equipo ROCA inició entonces una investigación. 

Se comprobó la existencia de hechos similares en provincias como Palencia (12), Valladolid (6) y Segovia (1), hasta computar 33 casos. El permanente trasiego de información entre unidades del cuerpo permitió seguir una línea de investigación, que llevó a la detección de un grupo afincado en la provincia de Madrid con amplio historial delictivo. Las pesquisas practicadas permitieron conocer que periódicamente realizaban largos desplazamientos, vinculándoles en la franja horaria, fechas y lugar con los puntos donde se cometieron los hechos, normalmente poblaciones aisladas. 

Los investigadores consideran que se trataba de un grupo con gran movilidad, elevada actividad delictiva, jerarquizado, organizado y con reparto de funciones. Todos sus integrantes han sido identificados, siendo detenidos tres de ellos y otros tres investigados, actualmente en paradero desconocido, posiblemente fuera de España.

En un registro practicado en un domicilio de la provincia de Madrid se ha intervenido material informático que está siendo analizado, aunque los aparatos sustraídos no han aparecido, ya que estos y otros objetos podrían haber sido vendidos vía on line, en tanto que otra remesa se sospecha habría salido al extranjero. La investigación, que sigue abierta, ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción de Lerma, donde han sido entregadas las diligencias, en coordinación con el Área de Patrimonio de la UOPJ de Burgos y Equipo ROCA.

Fotos

Vídeos