Denunciado por intentar vender 16 crías de perdices recogidas de manera ilegal

El Seprona certifica que las crías, ofertadas en un portal de internet, fueron extraídas de su medio natural

GABRIEL DE LA IGLESIA

El Seprona de la Guardia Civil ha denunciado en la comarca burgalesa de Odra-Pisuerga a un vecino de la provincia que comercializaba crías silvestres de perdiz roja (Alectoris rufa) a través de una conocida página de internet.

Según la información facilitada por el Instituto Armado, la denuncia se produjo tras la localización, gracias al rastreo diario que el Seprona de Burgos realiza en internet con la finalidad de detectar posibles irregularidades o ilícitos penales cometidos contra el medio ambiente, la fauna y la flora, de un anuncio de un particular que ofertaba “pollitos de perdices de campo” a 25 euros la unidad. 

Entrevistados con el hombre, los agentes comprobaron la información facilitada vía on line, verificando que portaba las 16 crías de perdiz roja (Alectoris rufa) anunciadas. El montante de la operación suponía un desembolso de 400 euros, revelando que los perdigones habían sido extraídos de su medio natural, por lo tanto irregularmente.  El estudio realizado a los animales, tras una primera valoración, confirma que los animales no proceden de granja, sino que realmente habían sido extraídos de su medio natural.

Los 16 ejemplares han sido aprehendidos y entregados al Centro de Recuperación de Animales Salvajes (C.R.A.S.) de Burgos, en tanto que los hechos serán puestos en conocimiento de la Junta de Castilla y León por infracciones a la Ley de Caza de Castilla y Léon y a la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Fotos

Vídeos