Una decena de descendientes de burgaleses llegan a la ciudad con la ‘Operación Añoranza’

Fiestas de San Pedro
Fiestas de San Pedro

Se trata de una de las tradiciones más arraigadas de las fiestas de San Pedro y San Pablo

GABRIEL DE LA IGLESIA

Una decena de ciudadanos de Latinoamérica han sido recibidos hoy por parte del alcalde de Burgos y parte de la Corporación municipal en el marco de la ‘Operación Añoranza’, que cada año permite a varios descendientes de burgaleses emigrados al otro lado del Atlántico regresar por unos días a la tierra de sus ancestros.

En esta ocasión, se trata de ocho argentinos y dos cubanos, hijos o nietos de ciudadanos de la provincia que tuvieron que saltar el charco por unos motivos u otros y que durante unos días disfrutarán de los coletazos de las fiestas de San Pedro y San Pablo. De hecho, ellos serán parte protagonista del Día del Burgalés Ausente, que se llevará a cabo el domingo y que tradicionalmente cierra el programa festivo.

La ‘Operación Añoranza’ es una de las tradiciones más arraigadas de las fiestas burgalesas, mediante la que el Ayuntamiento sufraga cada año parte de los viajes de varios descendientes de burgaleses que quieran conocer sus raíces gracias a un convenio firmado en su día con Iberia.

Fotos

Vídeos