La búsqueda de Violeta en Puentedura se refuerza con un helicóptero de la Guardia Civil

Un dispositivo de búsqueda trabaja desde el miércoles en la zona./BC
Un dispositivo de búsqueda trabaja desde el miércoles en la zona. / BC

Tras otro día infructuoso, Guardia Civil ha vuelto a reforzar el operativo, en el que sigue trabajando el grupo de actividades subacuáticas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Sin éxito. Así ha acabó ayer la jornada de búsqueda de Violeta Cubillo,la mujer de 67 años, enferma de alzheimer, que desapareció en la mañana del miércoles de su domicilio en Puentedura. La Guardia Civil ha mantenido durante la noche un dispositivo mínimo y, este viernes, se han reomtado las labores, en las que están colaborando Cruz Roja, UCAS de Arrate y los vecinos del municipio, muy preocupados por esta inesperada desaparición.

La Guardia Civil ha vuelto a reforzar el operativo, con un helicóptero, que trabajará mientras las condiciones meteorológicas lo permitan. También siguen trabajando los GEAS, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, inspeccionando el Arlanza, según ha explicado el alcalde de Puentedura, Gonzalo Moral.

La decisión de traer a los GEAS se tomó el miércoles y entra en el protocolo habitual, han informado fuentes de la Guardia Civil, pues «no se puede descartar» ninguna opción. El domicilio de Violeta se encuentra muy próximo al río, así que podría haberse caído al cauce y, como además, el Arlanza ha bajado crecido estos días, pues es complicado determinar con cierta exactitud si esa posibilidad es real.

Más información

El resto del operativo continúa buscando por los alrededores del municipio.Se han centrado en Puentedura y su entorno, pero con aviso activado en toda la provincia, alertadas las patrullas de la Guardia Civil y los efectivos de Policía Nacional. También, como en cualquier operativo, se ha dado aviso de la desaparición en las provincias limítrofes, pero lo lógico es que la localización se realice en los alrededores del municipio.

El dispositivo policial se activó sobre la una y veinte de la tarde del miércoles, tras el aviso de la familia. El marido de Violeta le había dejado desayunando y, cuando llegó a su domicilio la asistente social, la mujer ya había desaparecido. Se la ha buscado, incluso con la ayuda de los perros de búsqueda de UCAS Arrate, pero no se ha tenido éxito, de momento.

En la jornada de jueves se incorporaron también a la búsqueda los perros de rastreo de la Guardia Civil, y UCAS Arrate, con tres animales. Igualmente, los voluntarios de Cruz Roja, una decena de ellos, procedentes de Burgos, Lerma, Salas y Miranda de Ebro, han estado colaborando.

En el momento de su desaparición, Violeta llevaba un jersey negro y rojo, un pantalón oscuro y zapatillas de cas. Tiene problemas de movilidad, anda encorbada y muy despacio, sin embargo, y dada su enfermedad, es posible que se hubiese alejado más de lo pensable de Puentedura, donde los vecinos también han colaborado con la búsqueda.

El alcalde, Gonzalo Moral, insiste en que no se explican la desaparición, dado el delicado estado de salud en el que se encuentra Violeta. La única explicación a la falta de rastro es que pudiese haber caído al Arlanza, que hoy bajaba menos crecido. La lluvia ha cesado pero hace frío, reconoce el primer edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos