Burgos prepara el VIII Centenario de su Catedral

Acto de constitución de la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos. / EFE/Santi Oterok

Se ha constituido una Fundación con el fin de extender la actividad de promoción a «lugares vinculados», para el presidente de la Junta es «un acontecimiento de obligado interés para España»

EL NORTE

La catedral de Burgos será un catalizador cultural para otros elementos que también se potenciarán desde la Fundación VIII Centenario de este templo, constituida hoy en la seo burgalesa, según ha asegurado el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, en su intervención tras la firma de la constitución del patronato.

Regida por ese patronato, que forman el Arzobispado de Burgos, el Cabildo de la Catedral y la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, la fundación pretende extender su actividad de promoción a lo que monseñor Herráez ha denominado «lugares vinculados».

Entre ellos, ha citado los otros dos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad: los yacimientos de Atapuerca y el Camino de Santiago.

El listado incluye también la lengua castellana, cuyo nacimiento está vinculado a Burgos; el geoparque de Las Loras, declarado Geoparque Mundial por la Unesco; y la figura del Cid.

No obstante, el objetivo primordial de la Fundación será la organización y coordinación de eventos religiosos, culturales, de investigación y de carácter popular con motivo del VIII centenario de la colocación de la primera piedra de la catedral de Burgos un 20 de julio de 2211.

Tras la firma de la constitución del patronato se han formalizado las primeras adhesiones, mediante un protocolo de colaboración suscrito por el Ayuntamiento de Burgos, la Diputación provincial y la Junta de Castilla y León, cuyo presidente, Juan Vicente Herrera, ha acudido también al acto, celebrado en la Capilla de Los Condestables.

Aunque la administración general del Estado no ha suscrito hasta el momento el protocolo, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, que también ha asistido al acto, ha asegurado que «el Gobierno colaborará con la celebración».

Ha explicado que el Ministerio al que representa «no colaborará por compromiso, sino por convicción» y ha destacado la importancia de las catedrales en Europa, como parte de su acerbo cultural, que hoy mantienen como «centros de referencia religiosos y culturales».

El presidente de la Junta ha considerado que es «un acontecimiento de obligado interés para España» y ha elogiado la creación de una fundación privada para impulsar la colaboración y el consiguiente protocolo de apoyo público que también han suscrito hoy varias administraciones, para garantizar la implicación de todos en un año, el 2021, que además será Año Santo Jacobeo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, Antonio Miguel Méndez Pozo, ha agradecido el apoyo de las instituciones, «que han animado a crear esta fundación», pero también ha confiado en la implicación de la iniciativa privada, como ha ocurrido con la restauración sistemática del templo que comenzó en 1995 y en la que ya se han invertido más de 30 millones de euros.

En el acto ha intervenido también el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, que ha adelantado que uno de los objetivos de la fundación es que en los presupuestos generales del Estado para 2018 o en la ley de acompañamiento se incluya la fórmula legal para establecer ventajas fiscales que animen a colaborar con los actos la iniciativa privada.

Lacalle ha adelantado que la fundación comenzará a trabajar de inmediato para organizar los primeros actos del centenario a partir de mediados de 2018, aunque se irán intensificando las actividades hasta llegar a cerrar el centenario a finales de 2211.

En este sentido, el presidente del Cabildo, Pablo González, ha recordado que en el octavo centenario de la colocación de la primera piedra se habrá terminado el plan de restauración, cuya última fase comenzará en 2018, con la restauración del trasaltar y los relieves de Vigarny.

Ha insistido en que la catedral de Burgos se construyó con la ayuda de todos; en marzo de 1539 todos volvieron a colaborar para recuperar el templo tras la caída de su cimborrio; y a partir de 1994, cuando cayó la estatua de San Lorenzo de la fachada principal del templo, los particulares, empresas y administraciones se volcaron de nuevo para acometer el plan de restauración.

Fotos

Vídeos