El Ayuntamiento de Burgos retira el título de Alcalde Honorario a Franco

El Pleno municipal acuerda retirar un total de 27 distinciones en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

GABRIEL DE LA IGLESIA
Viernes, 6 octubre 2017, 19:02

Ochenta años después, Francisco Franco ha perdido el título de Alcalde Honorario de la ciudad de Burgos que le fue concedido tras el alzamiento militar de 1936. El Pleno del Ayuntamiento de la ciudad del Arlanzón ha aprobado hoy, por unanimidad de todos los grupos políticos, la retirada de un total de 27 distinciones oficiales concedidas a diferentes personajes vinculados con la dictadura que continuaban siendo oficiales.

Sin duda, las más reseñables eran las concedidas al propio Francisco Franco, que desde 1937 estaba considerado Alcalde Honorario y ostentaba la Medalla de Oro de la ciudad. Su esposa, Carmen Polo, también era reconocida como Noble Dama de la Cabeza de Castilla y Burgalesa de Honor, mientras que otros muchos personajes han perdido sus títulos de Hijos Adoptivos, Hijos Predilectos, Vecino Esclarecido y Burgalés de Pro, amén de varias Medallas de Oro.

En la lista de personajes a quienes se les han retirado las distinciones figuran nombres como Alejandro Rodríguez de Valcárcel, Federico Silva, Florentino Rafael Diaz Reig, Luciano Pérez Platero, Nicolás Murga o Bernabé Pérez.

Asimismo, el Pleno ha dado luz verde a la retirada de diversas insignias, placas y escudos repartidos todavía por la ciudad, como las placas en honor de Juan Yagüe presentes en la barriada que lleva su nombre o en el estadio municipal de El Plantío o el escudo personal de Franco todavía visible en la fachada principal del Palacio de la isla, actual sede del Instituto Castellano y Leonés de la lengua (ILCyL).

Con todo, el acuerdo, suscrito en virtud de un informe de expertos historiadores y planteado en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, ha dejado pendiente otro aspecto, como es el cambio de denominación de alrededor de una veintena de calles y espacios públicos vinculadas al franquismo que sobrevivieron a los cambios promovidos a principios de siglo XXI por el alcalde socialista Ángel Olivares. Unos cambios que serán abordados, inicialmente, en la próxima Comisión de Régimen Interior y Personal del Ayuntamiento.

Con todo, y a pesar de la unanimidad en la votación del acuerdo, el debate no ha estado exento de polémica. Pocos esperaban lo contrario. Y es que, desde Imagina Burgos se ha criticado el retraso con el que se ha procedido a retirar las distinciones oficiales para dar cumplimiento a una Ley que se aprobó hace una década.

A este respecto, la concejala Blanca Guinea ha lamentado que el Equipo de Gobierno haya intentado «dilatar el proceso», mientras que el socialista Antonio Fernández Santos ha puesto en valor la iniciativa del ex alcalde Olivares, cuyo Equipo de Gobierno se adelantó varios años a la aprobación de la Ley. Gracias a esa iniciativa, ha recordado, Burgos retiró de sus calles denominaciones como Generalísimo Franco, General Sanjurjo, General Mola, General Vigón o 18 de Julio.

Secciones
Servicios