El Ayuntamiento de Burgos licita la reforma del estadio municipal de El Plantío

El Ayuntamiento de Burgos licita la reforma del estadio municipal de El Plantío

El proyecto ha sido presupuestado en algo más de 5,1 millones de euros y con un plazo de ejecución de 14 meses

GABRIEL DE LA IGLESIA

El Ayuntamiento de Burgos ha licitado hoy, mediante la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), el proyecto de reforma del estadio municipal de El Plantío, el cual ha sido presupuestado en 5.145.269 euros, lo que le convierte en el proyecto de mayor envergadura de los promovidos por el Ayuntamiento en solitario en los últimos años.

Según ha explicado el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, se trata de un proyecto ambicioso, mediante el que se pretende reformar buena parte del estadio, aunque no en su totalidad. Así, la intervención más importante se centrará en el derribo de la actual grada de Lateral y su sustitución por una grada nueva que cumpla con los criterios de seguridad, accesibilidad y visibilidad exigidos para el fútbol profesional.

A partir de ahí, el proyecto contempla también el cierre de las esquinas que unen la actual Lateral con ambos fondos y la instalación de una nueva cubierta en voladizo sobre esas tres gradas. En el exterior, por su parte, se contempla la instalación de un nuevo cerramiento a base de metal, cristal y luces led, así como una reurbanización del entorno más cercano.

El proyecto se completa con otras actuaciones complementarias, como la incorporación de un nuevo sistema de iluminación y la adaptación de nuevos espacios que serán destinados a diferentes usos.

A mayores, Lacalle ha asegurado que el Ayuntamiento está valorando otras actuaciones paralelas, como la sustitución o retirada del muro que actualmente cierra la grada de Tribuna y el campo de fútbol-siete anexo al estadio o una pequeña reforma estética y funcional de la propia grada de Tribuna, cuya estructura, eso sí, no será modificada.

El proyecto ha sido licitado por el procedimiento de urgencia, por lo que las empresas tienen un plazo de 13 días para presentar las correspondientes ofertas. A partir de ahí, la previsión del Consistorio pasa por adjudicar los trabajos antes de que finalice el año y permitir que las máquinas puedan comenzar a trabajar en los primeros días de enero con el objetivo de concluir los trabajos en primavera de 2019.

Eso sí, para cumplir ese calendario habrá que programar los trabajos al detalle. No en vano, las obras coincidirán con el desarrollo de la competición y la intención es que causen la menor afección posible. De esta forma, los trabajos más complejos, circunscritos al derribo de la grada Lateral, se llevarán a cabo este verano, coincidiendo con el parón de la liga para el Burgos CF, principal usuario del estadio.

Fotos

Vídeos