La UBU aumentará su oferta de títulos con nuevos grados

Escuela Politecnica de la Universidad de Burgos
Escuela Politecnica de la Universidad de Burgos / R. O.

La Universidad de Burgos celebra el acto de inauguración del curso académico con la vista puesta en una mejora del profesorado y la rehabilitación del Hospital de la Concepción

GABRIEL DE LA IGLESIA

La Universidad de Burgos (UBU) contará el próximo curso con dos nuevas titulaciones. Al menos esa es la previsión lanzada hoy por el rector de la institución académica, Manuel Pérez Mateos, que ha aprovechado la celebración del acto inaugural del curso para anunciar el incremento de la oferta educativa a partir del año que viene, cuando se prevé comenzar a impartir los grados de Ingeniería de la Salud y Ciencias Gastronómicas.

A pesar de que en julio del año pasado se firmó un pacto para la moratoria en la implantación de nuevas titulaciones en Castilla y León, Pérez Mateos ha confirmado que los rectores de las cuatro universidades públicas de la comunidad han acordado reforzar algunos ámbitos. Así, a partir del curso que viene se comenzará a impartir en Burgos el grado de Ingeniería de la Salud, una titulación de reciente creación que actualmente imparten solo tres universidades públicas en España. Se trata, según ha reiterado, de una titulación que busca «formar profesionales que tengan conocimientos científicos y sanitarios, pero que también tengan una buena formación en ingeniería y tecnologías», fundamentales en el ámbito sanitario.

Paralelamente, también se ha decidido implantar el grado de Ciencias Gastronómicas, el cual será impartido en Burgos, León y Valladolid  en el marco de la colaboración del Campus de Excelencia Internacional que comparten las universidades de las tres ciudades. Eso sí, en este caso el trámite administrativo no se encuentra en un estado tan avanzado y Pérez Mateos ha reconocido que la titulación podría no llegar a tiempo para el inicio del próximo curso.

Cinco nuevos títulos

A estos dos nuevos grados se les sumarán otros cinco nuevos títulos de máster, así como un refuerzo de los dobles grados y de la enseñanza bilingüe, un ámbito en el que la UBU lleva un tiempo trabajando.

Paralelamente, la Universidad de Burgos continúa buscando financiación para desarrollar el proyecto de rehabilitación del Hospital de la Concepción, un edificio de su propiedad ubicado en pleno centro del casco urbano que continúa abandonado a pesar de haber invertido ya en él algo más de ocho millones de euros en los últimos años. A este respecto, el rector ha confiado en que se puedan ir dando pasos en firme en los próximos meses para poder empezar las obras “cuanto antes” y establecer en el edificio un punto de encuentro de la Universidad.

Con todo, y a la espera de que cristalicen todos estos proyectos, la UBU ha arrancado un nuevo curso marcado por la mejora de su profesorado. Y es que, tal y como ha recordado Pérez Mateos, ya se han convocado 24 plazas de profesor titular, así como otras 20 de catedrático, que permitirán que la plantilla de este nivel se incremente en un 60 por ciento (actualmente hay 30). Asimismo, la UBU también ha convocado otras 12 nuevas plazas de Profesor Ayudante Doctor, que se esperan aumentar en la medida de lo posible.

Para ello, será fundamental, según el rector, mejorar la financiación que recibe la UBU, la cual, ha insistido, se encuentra por debajo del resto de universidades públicas de la comunidad.

Fotos

Vídeos