ARANDA

Las Asociaciones de Mujeres reclaman mayor protección para la víctima de Aranda

Blanca Estrella Ruiz Ungo, presidenta de la fundacion Clara Campoamor. /ANTONIO QUINTERO ACERO
Blanca Estrella Ruiz Ungo, presidenta de la fundacion Clara Campoamor. / ANTONIO QUINTERO ACERO

Critican los movimientos de respaldo surgidos contra los presuntos agresores

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

«Me da pena, me da tristeza que una víctima que tenía que estar arropada por toda la ciudad, se tenga que marchar porque a quienes se está arropando es a los presuntos agresores sexuales». Así lamenta la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, los movimientos de respaldo surgidos a favor de los tres futbolistas de la Arandina C.F, acusados de una presunta agresión sexual a una menor de 15 años. Una situación social que ha provocado que tanto la víctima como su familia hayan tenido que abandonar temporalmente su domicilio en Aranda de Duero para trasladarse a Madrid, al no aguantar la presión vivida en la última semana. 

Al respecto, Ruiz recordó que las personas que apoyan a los jugadores encarcelados, «no sé si son conscientes de que todos ellos están cometiendo una presunta apología de un delito de violencia de género, no puede posicionarse nadie en este país a favor de un presunto delito». Lamentó la desprotección que está sufriendo la víctima y afirmó que desde la asociación «no se va a permitir esta situación y si vemos imágenes o a personas concretas que hay que identificar, vamos a perseguirlo». En esta línea pidió a la a víctima que «esté tranquila», ya que «no es responsable de nada, no tiene la culpa de nada».

Desde la Asociación de Mujeres en Igualdad, su presidenta, Soledad Romeral consideró que es necesario una reflexión por parte de la sociedad, ya que «estas reacciones demuestran que, a pesar de las labores de sensibilización, se sigue criminalizando a la víctima y a la mujer por el hecho de ser mujer». 

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas, Leonisa Ull, calificó como «increíble» el posicionamiento social. «Cómo se ha llegado a esta situación, alguien debería dar una explicación de porqué y quién ha incitado a todo esto. Los rumores son malos, hay que proteger a la víctima y dejar actuar a la justicia».

Mientras, la Asamblea Feminista de Aranda rechazó «la tendencia social de juzgar a la víctima por su vida privada, por cómo se viste o por otros asuntos que nada tienen que ver con lo que se está juzgando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos