Agrolab quiere levantar en Burgos un laboratorio para ser «líderes» en análisis agroalimentarios

Agrolab ha formalizado la compra de la parcela de Villalonquéjar IV/
Agrolab ha formalizado la compra de la parcela de Villalonquéjar IV

La firma alemana formaliza la compra de una parcela en Villalonquéjar IV, en la que invertirá 6 millones de euros para construir su mayor laboratorio en España

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La decisión estaba entre Burgos y Tarragona, y ganó Burgos. La situación política en Cataluña ha condicionado, y mucho, a la firma alemana Agrolab a la hora de tomar una decisión sobre su proyecto de ampliación de laboratorios dedicados a la analítica agroalimentaria y medioambiental. Así, la multinacional levantará una nueva planta en el Polígono de Villalonquéjar, en la que invertirá 6 millones de euros, con el objetivo de convertirse en «líderes del sector de los análisis agroalimentarios en España».

Agrolab ha formalizado esta mañana la compra de la parcela al Consorcio de Villalonquéjar, por valor de 400.000 euros. Se trata de una parcela de 8.000 metros cuadrados en la que se construirá, inicialmente, un laboratorio de agroalimentación de 3.200 metros cuadrados, «el más grandes de España y uno de los más grandes de los 17 que la multinacional tiene en Europa», ha puntualizado el alcalde de Burgos, Javier Lacalle.

El nuevo proyecto, cuyas obras podrían arrancar en verano, a fin de que las instalaciones estuvieran en marcha en el segundo semestre de 2019, pretende multiplicar por cuatro la capacidad productiva del actual laboratorio con el que cuenta la firma alemana en Burgos. Jorge Fernández, director general de Agrolab Ibérica, ha recordado que el laboratorio burgalés se abrió en 2002, bajo la marca de Laboratorios Vidal, que en 2008 fue adquirida por la multinacional.

Actualmente, la instalación cuenta con 30 trabajadores y registra 3,5 millones de facturación anual. El proyecto de ampliación tiene como objetivo alcanzar los 12 millones anuales de facturación en un plazo máximo de 5 años. Además, nace con la posibilidad de seguir creciendo, en una segunda fase de expansión, hasta alcanzar los 5.000 metros cuadrados, con una plantilla de 200 trabajadores, cualificados. Eso sí, Fernández ha asegurado que la segunda fase no está garantizada, pues todo depende de cómo funcione el negocio, aunque la opción está sobre la mesa desde el primer momento.

Apuesa por Burgos

Jorger Fernández ha reconocido que, cuando Agrolab se planteó ampliar sus instalaciones en España, analizó tanto Burgos como Tarragona. Una decisión empresarial de estas características tiene en cuenta, entre otras cuestiones, «dónde se va a recuperar antes la inversión realizada». Y con la situación política de Cataluña, Agrolab tuvo claro que prefería ampliar su laboratorio de Burgos. Así que sí, «la decisión de ampliar Burgos deriva de la situación política de Cataluña», ha afirmado el director general.

Fernández ha recordado que la multinacional alemana nació en 1986, si bien no fue hasta el año 2008 que entró en España, adquiriendo los Laboratorios Vidal, con sedes en Burgos y Tarragona. En la capital burgalesa su laboratorio, creado en el año 2002, ha experimentado una expansión «pequeña», paando de 16 a 30 empleados. Sin embargo, el proyecto actual es «muy bonito», y permitirá ampliar la plantilla hasta los 12 profesionales.

Desde el Ayuntamiento, Javier Lacalle ha agradecido a la firma la apuesta por Burgos, lo que confirma a la ciudad como «capital industrial de Castilla y León». Lacalle ha destacado la oferta de suelo industrial, con todo tipo de servicios y con una red de comunicaciones «perfecta», a lo que se une un precio del suelo «muy competitivo». De ahí que Burgos se haya ofrecido, desde el pasado verano, a cientos de empresas afincadas en Cataluña, por si tienen intención de trasladarse o ampliar sus instalaciones.

La concejal de Industria, Carolina Blasco, ha reconocido el envío de 600 cartas a empresas catalanas durante los últimos meses, a través de la Oficina de Captación de Inversiones. La iniciativa forma parte de la estrategia de promoción industrial de la ciudad, aunque intenta también beneficiarse de la difícil situación política por la que atraviesa Cataluña. Y algunas empresas ya han solicitado información, ha afirmado Blasco.

Agilizar gestiones

El Ayuntamiento de Burgos se ha comprometido a agilizar al máximo toda la tramitación administrativa. Se ha creado un equipo de trabajo, con técnicos municipales, a fin de «posibilitar» el cumplimiento del cronograma marcado por la empresa, que «debe ser factible», ha afirmado el alcalde. Así, las obras deberían empezar este verano, para estar acabadas en la primavera de 2019, y el nuevo laboratorio debería estar en marcha en el segundo semestre de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos