La Noche Blanca reduce su presupuesto apostando por el producto local

  • La cita cultural burgalesa, prevista para el próximo sábado 27 de mayo, contará con un total de 196 actividades

Una apuesta por el producto local. La Noche Blanca, una de las grandes citas culturales del calendario burgalés, contará este año con un total de 196 actividades, planteadas fundamentalmente por colectivos locales, según ha explicado hoy el concejal responsable del área José Antonio Antón. La única actividad desarrollada por foráneos será el ya habitual proyección sobre la facha de Santa María de la Catedral.

Esa circunstancia ha permitido reducir significativamente el presupuesto de la jornada, que este año supondrá un coste de casi 88.500 euros, una cantidad muy alejada de los 250.000 que se llegaron a gastar en 2011.

Sin embargo, esa reducción presupuestaria no es sinónimo de pérdida de calidad. Así al menos lo esperan los responsables municipales, que en esta ocasión han apostado por hacer una cita más "participativa". Con esa idea como hoja de ruta, semanas atrás se abrió un concurso de ideas al que acudieron numerosos colectivos y cuyo resultado es más que satisfactorio. No en vano, el volumen total de actividades se ha visto incrementado respecto al año pasado.

Al margen de la proyección sobre la Catedral, la programación de la Noche Blanca de este año contará con multitud de espectáculos y actuaciones. En este sentido, cabe destacar el peso específico que tendrá este año la música, con varios conciertos en la Plaza Mayor, en el Monasterio de San Juan, en El Espolón y en otros puntos clave del centro histórico. También habrá espacio para las representaciones teatrales, talleres infantiles, actividades deportivas y varios espectáculos artísticos.

Y todo ello sin olvidar la jornada de puertas abiertas a museos y monumentos o algunas citas ya habituales, como la Fiesta Holi que tendrá lugar por la tarde en la Plaza de la Libertad.