El Norte de Castilla
La Guardia Civil destruye una granada de mano de la I Guerra Mundial

La Guardia Civil destruye una granada de mano de la I Guerra Mundial

  • El artefacto militar formaba parte de un transporte de patatas enviado a Burgos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la 12ª Zona de la Guardia Civil con sede en Burgos procedieron durante la pasada madrugada a la destrucción de una granada de mano de origen francés AB incendiaria y fumígena automática modelo 1916, con espoleta Billant modelo 1916, en un paraje del extrarradio burgalés.

Eran la 1:30 horas de la madrugada cuando, en el marco de colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Guardia Civil tenía conocimiento a través del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Burgos de lo que parecía ser una granada de mano, hallazgo aparecido en una fábrica de la capital junto con un envío de patatas.

Dada la premura y peligrosidad de la situación los especialistas en desactivación se trasladaron al lugar, comprobando que la zona había sido puesta debidamente en seguridad, mediante el acordonamiento de sus inmediaciones.

Tras inspeccionar visualmente el artefacto, con las reglamentarias medidas de seguridad fue trasladado a un paraje adecuado donde fue destruido, de manera controlada.

Este tipo de granadas, que tienen un peso de 560 gramos de los que 300 gramos son su carga agresiva de fósforo blanco, fueron utilizadas durante la Primera Guerra Mundial, existiendo varios modelos a cual más peligroso, algunos con cargas asfixiantes.