Identificados los presuntos autores de un robo cometido en 2015 en una nave industrial de Burgos

  • La localización de una minimoto en un portal de internet permite a la Guardia Civil resolver un robo cometido en 2015

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La Guardia Civil ha investigado a M.M., de 35 años de edad, y A.F.U., de 25, como presuntos autores del robo cometido en marzo de 2015 en una nave industrial de un polígono del Alfoz de Burgos. Según explican fuentes del Instituto Armado, en aquel momento fue denunciado el robo de efectos de automóvil (llantas, ruedas completas), herramienta diversa, un ordenador y dos minimotos. Al valor del material sustraído había que sumar el de los desperfectos ocasionados, todo ello próximo a los 23.000 euros.

En una primera inspección, los agentes de la Guardia Civil comprobaron que una de las puertas de la nave industrial había sido forzada mediante el apalancamiento de su cerradura y marco. Presumiblemente, los ladrones entraron y salieron de la nave por ese lugar.

Sin embargo, las medidas de seguridad que tomaron los autores del robo dificultaron la investigación, que entró en un punto muerto de varios meses, en los que los agentes no pudieron sino buscar el destino del material sustraído. Finalmente, la investigación dio sus frutos gracias a la localización de una de las minimotos, que fue anunciada en un portal web dedicado a la venta de objetos de segunda mano.

Una vez reconocida la minimoto por su legítimo dueño, los agentes pudieron identificar al fin a los supuestos autores del robo, que figuran como investigados en las diligencias policiales.