Enresa intenta  «escaquearse» del pago de impuestos por Garoña
Central nuclear de Santa María de Garoña

El PSOE advierte de que Enresa intenta «escaquearse» del pago de impuestos por Garoña

  • Los socialistas presentarán una propuesta en el Parlamento para obligar a Enresa a retirar el recurso interpuesto contra el pago de impuestos municipales

El senador socialista Ander Gil ha criticado este miércoles en Burgos los intentos de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) de «escaquearse» del pago de impuestos municipales en el Valle de Tobalina a raíz de la instalación del nuevo Almacén Temporal Individualizado (ATI) de la central nuclear de Santa María de Garoña.

Según ha explicado el senador en compañía de Jesús Ángel López de Mendoza, concejal socialista en el municipio burgalés, los hechos se remontan a finales de mayo de 2016, cuando el Ayuntamiento de la localidad concedía a Nuclenor la preceptiva licencia de obras para la instalación del ATI. El proyecto contemplaba entonces todos los trabajos necesarios para poner en funcionamiento la instalación, incluidos cinco contenedores móviles. En total, la inversión del proyecto alcanzaba los 10,7 millones de euros, lo que generaba un montante de 214.000 euros en forma de Impuestos de Construcciones.

Nuclenor, empresa propietaria de la planta, contaba para el desarrollo del proyecto con la colaboración de Enresa, por cuanto que el objeto de actuación de la sociedad pública es precisamente la gestión de residuos. En ese escenario, la compañía pagó una parte del montante del Impuesto de Construcciones (unos 80.000 euros), pero Enresa no pagó la parte que en virtud del acuerdo entre ambas le correspondía.

Lejos de ello, la sociedad pública presentó el pasado 21 de diciembre un recurso contra la orden de pago, argumentando que los contenedores son elementos «móviles» y que por lo tanto no son objeto de tributación por el Impuesto de Construcciones, lo que a juicio de Gil es una actitud «impresentable».

Por ello, los socialistas ya están trabajando en la redacción de una proposición no de ley que se prevé presentar próximamente en el Congreso y el Senado para instar al Gobierno a que «haga lo que tenga que hacer para que Enresa retire el recurso y pague sus impuestos».

Y mientras tanto, arrecian las críticas del PSOE en torno a la gestión de la solicitud de prórroga de la central nuclear, que hoy mismo ha sido elevada de nuevo a debate en el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear. En este sentido, Gil ha hecho suyas las palabras puestas sobre la mesa ya por otros socialistas, insistiendo en que otorgar la licencia en los términos en los que se ha solicitado supone un «chanchullo» que «sentaría un precedente» para que otras centrales puedan explorar esa vía, atando de pies y manos a futuros gobierno mediante la fórmula del «lucro cesante».