Fernando Rey fija finales de febrero como límite para iniciar la convocatoria de oposiciones

  • El consejero de Educación asegura que si antes de esa fecha no hay presupuestos la convocatoria deberá esperar hasta 2018

La convocatoria de oposiciones de 2017 de la Consejería de Educación pende de un hilo. Así lo ha reconocido hoy en Burgos el propio consejero del área, Fernando Rey, que ha fijado «finales de febrero» como fecha límite para iniciar un proceso muy esperado por miles de aspirantes.

En este sentido, Rey ha explicado que, por motivos logísticos, las pruebas solo pueden celebrarse «en verano». Teniendo en cuenta los plazos de tramitación, eso obligaría a la Consejería a aprobar la convocatoria «antes de finales de febrero». El problema, ha recordado, es que la convocatoria de oposiciones está totalmente supeditada a la aprobación de los presupuestos autonómicos y estos, a su vez, dependen de los Presupuestos Generales del Estado que todavía están en negociación.

De esta forma, el objetivo pasa por intentar «acelerar» el proceso y asegurar la celebración de las oposiciones dentro de este ejercicio. Eso sí, en caso de que finalmente no pueda cumplirse este plazo, Rey ha reiterado que las plazas planteadas para este año no se perderán, sino que se incluirán en la convocatoria de 2018, que contaría en ese escenario con una oferta mucho más amplia.