Bomberos de Burgos se suman a la búsqueda del anciano desaparecido el jueves

  • Han estado vadeando el río Vena, un río de reducidas dimensiones y escaso caudal pero que presenta maleza y se encuentra próximo a la zona en la que desapareció el anciano

Efectivos del Parque de Bomberos de Burgos se han sumado esta mañana a la búsqueda de David Sainz González, el hombre de 86 años que desapareció el pasado 5 de enero en la capital burgalesa, y al que se le busca con un amplio operativo compuesto por Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil.

Los Bomberos de Burgos han estado vadeando el río Vena, un río de reducidas dimensiones y escaso caudal pero que presenta maleza y se encuentra próximo a la zona en la que desapareció el anciano.

Con la ayuda de Protección Civil, se ha trabajado en el interior del río y en los exteriores, pero la búsqueda se ha suspendido a la una y media de la tarde sin resultados positivos.

La familia de David Sainz le perdió la pista en la tarde del 5 de enero, cuando el octogenario salió de su vivienda en la Plaza Cádiz con dirección al centro de jubilados de la Carretera Poza.

Por ese motivo, el operativo de búsqueda se centra en las zonas aledañas a ambas ubicaciones, que corresponden con los barrios de San Cristóbal y Villímar de la capital burgalesa.

Igualmente, en las proximidades se localiza el río Vena, en cuyo cauce se ha estado buscando hasta un área cercana a la zona centro.

Policía Nacional se encarga de coordinar el dispositivo, en el que participan Policía Local, Protección Civil y Bomberos de Burgos, en este último caso, solo cuando se les requiere expresamente.

David Sainz González es vecino de Revenga de Muñó, un municipio situado a unos veinte kilómetros de Burgos, aunque estaba pasando la Navidad en la capital, para estar con su hijo y sus nietos.

El alcalde de Villaverde del Monte, Luis Vesgas, localidad de la que dependen Revenga, ha explicado a Efe que todo apunta a que "se despistó" y no supo volver a la vivienda.

El anciano desaparecido mide 1,60, tiene el pelo blanco y aunque tiene movilidad reducida no requiere de bastón.

En el momento de su desaparición llevaba una cazadora azul marino y un pantalón de franela gris oscuro.