El Norte de Castilla

La Junta ejecuta las obras de las estaciones depuradoras en Pancorbo y La Puebla de Arganzón

  • Ambas intervenciones han supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana las estaciones depuradoras de aguas residuales de las localidades de Pancorbo y La Puebla de Arganzón, en la provincia de Burgos, que ya se encuentran en funcionamiento y cuyas obras han supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros.

Las obras de las depuradoras de Pancorbo y La Puebla de Arganzón, que hoy ha visitado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, han sido ejecutadas por la empresa pública Somacyl que las gestionará durante los primeros 25 años y han supuesto una inversión superior a 2,5 millones de euros, financiados por la Junta de Castilla y León. Ambas depuradoras están ya en funcionamiento y dando servicio a una población superior a los 3.600 habitantes equivalentes.

La localidad de Pancorbo contaba con una depuradora obsoleta y sin mantenimiento que no cumplía con los parámetros de calidad de vertido marcados por la Confederación Hidrográfica del Ebro. La nueva depuradora dispone de los elementos propios de este tipo de infraestructura y además cuenta con un colector de aguas residuales desde el pueblo hasta la estación y un emisario de agua tratada desde la EDAR hasta el río Oroncillo.

La nueva estación depuradora de aguas residuales ha supuesto una inversión superior a 1,7 millones de euros, de los que 340.000 serán asumidos por el ayuntamiento. Admite un caudal de 520 metros cúbicos al día y beneficia a una población equivalente a 2.600 personas, incluida la actividad de su polígono industrial.

La Puebla de Arganzón carecía de estación depuradora y vertía sus aguas sin depurar directamente al río Zadorra. La obra, que también ha visitado esta mañana el consejero cuenta con un colector de aguas residuales de 60 metros que conecta la estación con el pueblo y también un emisario hasta el río Zadorra.

La inversión para esta estación depuradora ha ascendido a 776.769 euros, financiados igualmente por la Junta de Castilla y León, de los que 95.000 euros serán aportados por el ayuntamiento de La Puebla de Arganzón. Admite un caudal de 200 metros cúbicos diarios y la población beneficiada será de 1.000 habitantes equivalentes.

La Directiva Comunitaria 91/271 obliga a depurar las aguas residuales de las aglomeraciones urbanas de más de 2.000 habitantes equivalentes, y en el caso de la provincia de Burgos ya se alcanza un 99,73 % de dichas poblaciones.

Completar la depuración de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes ha sido uno de los compromisos de la legislatura respecto a las infraestructuras vinculadas al ciclo del agua, así como la ayuda a los entes locales en la ejecución de aquellas actuaciones necesarias para garantizar el cumplimiento de los objetivos de la calidad de los vertidos de aguas residuales urbanas fijados por la normativa europea.