El Norte de Castilla

Detenido por malos tratos en la capital burgalesa

  • Los policías encontraron a la mujer en el portal, llorando, porque su marido le había echado de casa

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Cuerpo Nacional de Policía detuvo a S.O.A., de 49 años, por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar. Los agentes acudieron de madrugada a un domicilio en la zona norte de la ciudad, tras recibir una llamada al 091 en la que se alertaba de un posible episodio de malos tratos.

En el portal se encontraron con una mujer en bata, nerviosa y sollozando, quien les dijo que su marido la había echado de casa tras haberla agredido y que no tenía llaves para entrar en el domicilio.

Al parecer, los episodios de malos tratos se sucedían de manera habitual, pero que en esta ocasión su marido había discutido con ella, zarandeándola y empujándola contra la pared, y le produjo una herida en la cabeza, de la que tuvo que ser atendida.