Investigan a dos cazadores por presunta falsedad de la autorización del titular del coto

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil y agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León han llevado conjuntamente una investigación que ha culminado con la declaración como investigados de dos cazadores, como presuntos autores de un delito de falsificación de documento público, en relación a los permisos necesarios para ejercer legalmente la caza del corzo, según informaron fuentes de la Benemérita.

Durante el pasado mes de septiembre, ambos cazadores de 34 y 58 años de edad, fueron sorprendidos en dos ocasiones por agentes medioambientales en el ejercicio de la caza. Identificados, portaban precintos para la caza del corzo en el terreno cinegético en el que se encontraban, ubicado en la comarca Odra-Pisuerga, si bien carecían de la autorización por escrito del titular del coto para poder ejercer la caza, por lo que fueron conminados a que presentaran dicho permiso a la mayor brevedad.

En días posteriores presentaron ciertas acreditaciones, que levantaron las sospechas sobre su autenticidad, por lo que conjuntamente ambas instituciones iniciaron una investigación resultando que los documentos presentados eran falsos, y que la firma que figuraba en ellos no se correspondía con la de su verdadero titular.

Agentes del Seprona se desplazaron hasta el acotado de caza para localizar a los presuntos infractores y notificarles que quedaban inmersos en diligencias policiales como investigados, momento en que percibieron su vehículo en circulación dentro del coto. El vehículo se detuvo y el conductor provisto de un rifle realizó un disparo desde el interior del todo terreno, acción que percibieron los guardias civiles escuchando la detonación.

El vehículo fue interceptado e identificado su conductor, al que se le intervino en el interior del habitáculo un rifle de caza debidamente documentado, si bien municionado y dispuesto para disparar, ya que portaba un cartucho en la recámara. Conductor y acompañante fueron declarados investigados como presuntos autores de un delito de falsificación de documentos y, adicionalmente, la infracción observada por incumplimiento a la Ley de Caza de Castilla y León ha sido puesta en conocimiento de la Administración correspondiente