El Norte de Castilla

El festival Sonorama Ribera reivindica mayor apoyo institucional

  • La cita cuenta con un presupuesto de 1,8 millones, sólo un 6% del mismo de aportación pública

El Festival de música Sonorama Ribera, que se celebra en agosto en Aranda de Duero, reinvidica un mayor respaldo por parte de las Administraciones Pública "que estén a la altura de las dimensiones que ha cogido esta cita musical". Así lo ha manifestado el director del Festival, Javier Ajenjo, que ha presentado las cifras económicas de la última edición del festival. Sonorama Ribera alcanzó un presuputo final de 1,8 millones de euros, un 20 por ciento más que en 2015 en la cita más multitudinaria que reunió a 60.000 personas en cuatro días de conciertos. En el estudio del impacto económico se desvela que el festival tuvo una repercuión de 5 millones de euros en la ciudad y 5,5 millones de repercusión mediática.

Ajenjo ha lamentado que sólo un 6 por ciento del presupuesto llega a través de aportación pública con los 52.000 euros que financia el Ayuntamiento, los 16.000 euros de la Junta de Castilla y León y los 13.000 de la Diputación Provincial de Burgos. Al respecto, ha recordado que en la décima edición, en el año 2007, la Administración Regional llegó a subvencionar con 100.000 euros. "No soñamos actualmente llegar a esas cifras, pero sí un respaldo acorde a las circunstancias", ha puntualizado.

Por ello, desde la organización se están planteando algunos cambios de cara a la edición del próximo año."En 2017 vamos a ser muy cuidadosos, estamos orgullosos del escenario institucional de la Junta, pero consideramos que se tiene que acabar, damos mucho para lo que recibimos y queremos que la cifra se ajuste al impacto que tiene". Refiréndose a que uno de los escenarios lleva el nombre de Castilla y León.

Más espacios

Otra de las reivindicaciones del festival está en el aumento de espacio de conciertos, "ya que nuestra idea es seguir creciendo de forma racional, la gente quiere seguir viniendo y probablemente el próximo año tengamos un incremento del 10 por ciento", afirma Ajenjo. En esta línea, la organización ha pedido uno de los campos de las instalaciones del Estadio de El Montecillo, aunque todavía no han tenido una respuesta al respecto ya que hay colectivos deportivos que no lo ven con buenos ojos. Por ello, adelantan que tienen planes alternativos en el caso que no pueda conseguir esa ubicación.

Respecto a la edición de 2017, Ajenjo insistió en que se está trabajando de forma especial al ser el 20 aniversario del evento con una programación que tendrá sus primeras confirmaciones, de forma inminente.