El Norte de Castilla

Se esfuma la posibilidad de moción de censura en el Ayuntamiento de Aranda

  • Cuando parecía que el acuerdo entre cuatro partidos estaba hecho, Renovación Arandina Progresista se desmarca

El Partido Popular seguirá gobernando en minoría en el Ayuntamiento de Aranda de Duero una vez que se ha descartado la presentación de una moción de censura en la que llevaban trabajando siete meses Partido Socialista, Si Se Puede, Renovación Arandina Progresista (RAP) e Izquierda Unida. A pesar de que el acuerdo se dio prácticamente como hecho hace quince días, incluso se alcanzó un consenso para el reparto de concejalías en un futuro equipo de gobierno, Renovación Arandina Progresista ha difundido un comunicado en el que manifiesta que no apoya la moción porque “no se dan las circunstancias apropiadas”.

Sin entrar en más detalles, el RAP se desmarca de la moción de censura, a pesar de que fue este partido local quien hace siete meses emprendió las negociaciones con los otros tres grupos politicos ante “la necesidad urgente de dar un giro al Ayuntamiento”. En ese momento, marcó como condición imprescindible para alcanzar un acuerdo que los representantes de los cuatro grupos se comprometieran a entrar a formar parte de un equipo de gobierno con responsabilidades en algún área municipal. De esta manera, se sumaban los once concejales que  marcan la mayoría absoluta en el  Consistorio arandino gracias a los cinco ediles del Partido Socialista y los dos que tienen Si se Puede, RAP e IU respectivamente.

Los cuatro partidos estuvieron de acuerdo y, durante este más de medio año, se ha elaborado de forma consensuada un programa de gobierno, un código ético, incluso el argumentario de la hipotética moción. Una posibilidad que se esfuma ahora con la negativa del RAP, que en su comunicado entra en contradicción al aludir también a una “incapacidad manifiesta” del actual gobierno del Partido Popular y pone como ejemplo la falta de presupuesto en el ejercicio 2016, con las cifras de 2013 prorrogadas.

Reacciones

Los otros tres partidos inmersos en la moción de censura han mostrado su sorpresa con esta decisión del RAP que les ha llegado a través de un correo electrónico. La portavoz del PSOE, Mar Alcalde, afirma que es incomprensible que “hace dos semanas estaban a favor de la moción, con más ganas que ninguno de los partidos”. Al respecto, sospecha que durante este tiempo “se han reído de nosotros y de los ciudadanos”. Por su parte, Sí Se Puede lamenta que el RAP “haya roto la baraja”. En cualquier caso, su portavoz, Mario Martín, sigue defendiendo como “necesario” un cambio de gobierno. En la misma línea se posiciona, el portavoz de Izquierda Unida, Jonathan Gete quien también critica las formas en las que se han enterado de la decisión. Por ello, espera una explicación de la ruptura ya que “nos habíamos emplazado a una reunión el 27 de septiembre y hoy nos encontramos con esto”.

No es la primera vez que el RAP da la espantada en un gobierno en coalición, antes de la investidura de la actual alcaldesa del PP, en junio de 2015, también hubo una negociación a cuatro que a última hora se rompió por parte de este partido.