Detenido por quebrantar una orden de protección

  • El hombre, de 19 años, agredió a los agentes que le arrestaron

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Miranda de Ebro (Burgos) detuvieron a D.B.R. vecino de Vitoria, de 19 años de edad, con numerosos antecedentes, como presunto autor de los delitos de quebrantamiento de orden de protección y atentado a agentes de la autoridad.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el lunes se detectó que en la habitación de un hotel de Miranda estaba hospedada una pareja a pesar de que figuraba en vigor una reciente orden de alejamiento para el hombre, que no podía acercarse a la mujer.

Una vez activado el protocolo de actuación para protección a las víctimas de violencia doméstica y de género, se comprobó que efectivamente ambas personas compartían habitación en el hotel. El hombre se abalanzó sobre los agentes, a quienes agredió con puñetazos y cabezazos, causándoles lesiones de las que tuvieron que ser asistidos médicamente.

Tras conseguir huir a la carrera en un primer momento, posteriormente fue localizado oculto bajo un vehículo, a varias manzanas de distancia, donde fue detenido, no sin antes ofrecer una gran resistencia y amenazar de muerte reiteradamente a los agentes.