La UBU, en la vanguardia de la investigación sanitaria

  • Participa en un proyecto que finaliza el 31 de diciembre de 2018 para el tratamiento de la fibrosis quística

El proyecto europeo de investigación centrado en la búsqueda de un nuevo tratamiento para la fibrosis quística, TAT-CF “Nuevos enfoques terapéuticos para el tratamiento de la fibrosis quística basados en moléculas pequeñas transportadoras de aniones”, celebró los pasados días 14 y 15 de enero su reunión de lanzamiento en la Universidad de Burgos.  Es la primera del consorcio tras la aprobación de la propuesta por la Comisión Europea, un primer contacto de todos los socios y el arranque formal del proyecto, cuya duración prevista es de 36 meses y finalizará el 31 de diciembre de 2018.

Elena Vicente Domingo, vicerrectora de Internacionalización, Cooperación e Investigación de la Universidad de Burgos, inauguró la reunión y dió la bienvenida a todos los participantes.A esta primera sesión de trabajo asistieron un total de 18 personas, responsables de los ocho socios participantes en el proyecto, procedentes de cinco países  europeos: Istituto  Giannina Gaslini e Istituto di Biofisica –CNR- (Italia), Steinbeis Innovation GmbH (Alemania),  Bioneer A/S (Dinamarca), Avidin Ktf (Hungría) y Biopraxis AEI, CSIC-Consejo Superior de Investigaciones Científicas y Universidad de Burgos (España).

Roberto Quesada, profesor titular del Departamento de Química de la UBU, e investigador principal del proyecto, dirigió la reunión en la cual se definieron las principales acciones a realizar para lograr los objetivos establecidos y se presentaron los investigadores de las organizaciones implicadas y sus intereses.

Un valor añadido de este consorcio es su carácter multidisciplinar, abarca campos que van desde la investigación básica hasta el desarrollo farmacéutico de nuevas fórmulas, pasando por estudios celulares y con animales que permitan evaluar la eficacia de las moléculas sintetizadas.

El calendario de trabajo fijado establece una serie de reuniones presenciales periódicas cada 6 meses con el propósito de analizar los avances que se vayan logrando en el proyecto. El próximo encuentro tendrá lugar en el mes de julio en Génova (Italia).

Fibrosis quística

La fibrosis quística, contemplada como “enfermedad rara”, es una de las enfermedades crónicas hereditarias con mayor incidencia en la raza blanca caucásica, que afecta casi a uno de cada 10.000 nacidos vivos (más 25.000 personas en la Unión Europea). Se trata de un trastorno potencialmente mortal y los pacientes suelen fallecer por complicaciones respiratorias relacionadas con infecciones pulmonares de origen bacteriano.

Actualmente no existe ningún tratamiento curativo, sólo tratamientos que permiten mejorar los síntomas y alargar la esperanza de vida. La supervivencia media estimada a nivel mundial para estos pacientes es de 35 años.  Además los fármacos utilizados en estos momentos sólo permiten tratar enfermos con una mutación determinada. Adicionalmente se estima que con las investigaciones que se van a llevar a cabo se ahorrarán hasta 6.241 millones de euros anuales respecto al coste de los tratamientos actuales en el conjunto de la Unión Europea.

La enfermedad está causada por una mutación que afecta a una proteína encargada del transporte de aniones como cloruro y bicarbonato a nivel celular, lo que afecta a diversos órganos como pulmones, páncreas, hígado e intestino, provocando la acumulación de moco en estas zonas.

El Proyecto TAT-CF tiene como objetivo completar el desarrollo preclínico de nuevos e innovadores medicamentos basados en un concepto radicalmente nuevo en terapias de fibrosis quística: la lucha contra el origen de la enfermedad usando pequeñas moléculas, las cuales serán sintetizadas por la Universidad de Burgos, capaces de sustituir la deficiente actividad de transporte de aniones a nivel celular. Así, el tratamiento que se investigará en el proyecto TAT-CF sería a priori aplicable a todos los pacientes independientemente de la mutación genética que presenten.

Los estudios que se realizarán en el proyecto abarcan los primeros estadios de investigación y, posteriormente, si los resultados del proyecto son positivos sería necesario realizar ensayos clínicos adicionales que validen su actividad terapéutica en humanos, los cuales se prolongarán varios años más hasta que el tratamiento pueda ser utilizado.

Proyecto TAT-CF

El proyecto “TAT-CF” (acrónimo de su título en inglés) lleva por título “Nuevos enfoques terapéuticos para el tratamiento de la fibrosis quística basados en moléculas pequeñas transportadoras de aniones” y tiene por objeto investigar la viabilidad de un posible nuevo tratamiento para la fibrosis quística.

Se trata de un ambicioso proyecto que cuenta con un presupuesto global de casi 4,6 millones de euros, de los que la UBU, como líder del proyecto, gestionará directamente algo más de 650.000.

Este proyecto fue aprobado en competencia con otras 420 propuestas de toda Europa de las que finalmente se seleccionaron 10, lo que supone sólo un 2,4 % de tasa de éxito. Además el proyecto liderado por la UBU es el único de esa convocatoria coordinado por una entidad española.

Con este son ya 10 los proyectos europeos en los que participa actualmente la Universidad de Burgos, (en 4 de ellos como socio coordinador) lo que supone un gran éxito en este área estratégica para la UBU en materia de investigación, al tratarse de convocatorias extremadamente competitivas, con tasas de éxito que rondan el 10%.