El vídeo de los padres de un equipo de fútbol infantil de Arévalo que agredieron al árbitro

Los pequeños casi entre lágrimas fueron testigos del vergonzoso espectáculo

ATLAS

Los padres del Bosco de Arévalo en Ávila intentan agredir a un árbitro en un partido de pre benjamines, niños de 7 años. Un gol del equipo rival en el último minuto provoca esta pelea. Los pequeños casi entre lágrimas fueron testigos del vergonzoso espectáculo. El sindicato de árbitros denuncia que cada fin de semana sufren medio centenar de ataques en ligas infantiles, la mayoría de los padres de los jugadores. En segunda B, final del Cordoba B y el medida. Los extremeños meten dos goles en el tiempo de descuento. Final del partido, comienzo de la pelea. Un jugador  del Cordoba B va directo a agredir al árbitro, le frenan pero el ambiente se caldea, y da paso a una tangana entre jugadores de ambos equipos.

En Pamplona batalla campal entre ultras de Osasuna y Oviedo. Dos horas antes del partido, en la terraza de un bar, cerca del estadio. Se lanzaron sillas y hasta mesas. Al final varios heridos y uno de ellos hospitalizado. Pero la violencia en el futbol ataca a todos los niveles. Por primera vez en su historia, el Hamburgo baja a segunda. Algunos aficionados no se lo toman nada bien y lanzan bengalas al campo. La policía a pie y a caballo tiene que intervenir y detener el partido durante quince minutos. Una vez recuperada la calma los jugadores pidieron perdón a los hinchas y algunos acabaron llorando.

Medidas legales

El Club Deportivo Bosco de Arévalo ha condenado el altercado que se produjo el domingo tras un partido de prebenjamines, a la vez que anunció que adoptará contra el padre de uno de los chavales las «medidas disciplinarias oportunas para intentar que no vuelva a suceder«.

De esta manera, la junta directiva del club arevalense se refiere al intento de agresión de un padre hacia el árbitro del encuentro que enfrentaba a los niños de Arévalo con el Club Deportivo Colegios Diocesanos, de Ávila, dentro de la Primera División Provincial Prebenjamín.

El incidente se produjo al final del encuentro disputado en la capital abulense, cuando el Colegios Diocesanos logró el gol de la victoria en el último minuto (3-2), lo que suponía para los ganadores el título provincial en esta categoría.

Fue entonces cuando «un padre concreto, identificado y con el que se tomarán las medidas disciplinarias oportunas», se dirigió hacia el árbitro y le dio un «leve empujón», tal y como el CD Bosco de Arévalo asegura que el colegiado reflejó en el acta del encuentro.El Bosco agradeció al árbitro, Manuel Hernández, que «reflejara la ayuda recibida por las personas acreditadas por ambos clubes», así como al entrenador del Colegios Diocesanos, Borja Jiménez, que fuera «el primero en evitar que el suceso fuera a mayores, quedándose en un «leve empujón».

El club arevalense lamenta unos «hechos puntuales», protagonizados por «un padre que no representa una institución», a la vez que expresa su «repulsa« por esta acción.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos