Suspendido un año de su cargo el alcalde de San Juan del Molinillo (Ávila)

Suspendido un año de su cargo el alcalde de San Juan del Molinillo (Ávila)

La Audiencia Provincial ha reducido a este tiempo la pena inicial de dos años, pronunciada en enero, por un delito contra las instituciones del Estado

PAULA VELASCO

La Audiencia Provincial de Ávila ha reducido a un año la condena que el pasado mes de enero pronunció sobre el alcalde de San Juan del Molinillo, Andrés Herranz, por un «delito contra las instituciones del Estado, previsto y penado en el art. 502.2 CP», según indica la sentencia, facilitada por el Partido Socialista abulense.

El alcalde perteneciente al Partido Popular fue condenado el pasado mes de enero por el Juzgado de lo Penal Número 1 de Ávila a dos años de «suspensión de empleo o cargo público para el cargo de alcalde – presidente», además de a una pena de 5.400 euros y las costas procesales.

Tras presentar un recurso de apelación, ahora esta condena se ve reducida temporalmente así como económicamente, ya que la nueva sentencia dicta la pena «de seis meses multa a razón de seis euros al día».

El edil, Andrés Herranz, ha preferido no hacer declaraciones hasta que la sentencia no sea definitiva, ya que «estamos preparando un recurso para recurrir esta sentencia ante el Tribunal Supremo», ha asegurado.

Por su parte, Juan José Pizarro, secretario de Asistencia de Municipios del PSOE de Ávila, es de la opinión de que «este recurso tiene poco recorrido», y que la intención del edil es «dilatar la sentencia para que lleguen las elecciones y no se vuelva a presentar. A efectos públicos, él no habría sido inhabilitado», afirma. «Es una sentencia perfectamente documentada donde no cabe un recurso de casación ante el Supremo».

Antecedentes

 

Los antecedentes se remontan a la falta de respuesta por parte del alcalde a los escritos presentados tanto por el portavoz socialista en el ayuntamiento, Antonio San Cristóbal, referidos a una moción, como la falta de respuesta ante escritos de una asociación de vecinos «interesando diferentes cuestiones al Ayuntamiento», ha explicado Pizarro.

Tras hacer «caso omiso» a estos escritos, el concejal socialista lo puso en conocimiento del Procurador del Común, quien volvió a requerir respuesta al consistorio. Al no recibirla de nuevo, fue el Procurador del Común el que puso estos hechos en conocimiento de la Fiscalía de Ávila, que entendió que podían ser constitutivos de un delito de desobediencia, pasando del Juzgado de Instrucción de Ávila, donde se presentó, al Juzgado de lo Penal, ha explicado Pizarro.

Según el concejal del PSOE, Antonio San Cristóbal, existían treinta y dos cartas enviadas, sin contestar ni abrir; y otras tres, certificadas, enviadas por el Procurador solicitando respuesta al consistorio: dos referidas a la presentación de dos mociones, y una sobre una información de una Asociación de Vecinos.

Pizarro ha manifestado que finalmente se pone freno a la «actitud de este alcalde, algo que debería haber hecho su propio partido», el PP, ya que «quienes ostentan a un cargo público y tienen una responsabilidad política deben comportarse de una forma exquisitamente transparente y leal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos