El obispo se dirige a los agentes de policía que cuidan la sociedad como «ángeles»

El obispo, durante la eucaristía de la fiesta de los Santos Ángeles Custodios. / Diócesis de Ávila

Durante la celebración de una misa por el patrón del Cuerpo Nacional de Policía

M.F.J. Ávila Lunes, 2 octubre 2017, 18:02

Con motivo de la fiesta de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía, el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha celebrado una eucaristía con la presencia de autoridades civiles y militares, así como policías y familiares.

En la misa, oficiada en la iglesia de San Pedro Apóstol, ha hecho alusión no solo a aquellos policías formados, sino también a los todavía alumnos de la Escuela Nacional de Policía, donde se forman los agentes de toda España, y que se encuentra ubicada en Ávila.

En su homilía no han faltado referencias a la situación que atraviesa el país tras el intento de escisión por parte de Cataluña, así como a las reacciones provocadas por la actuación de los agentes. El Cuerpo Nacional de Policía, ha afirmado el obispo, «debe proteger y cuidar a la población civil. A semejanza de los ángeles, también vosotros sois una providencia para la seguridad ciudadana», ha señalado.

La propia mística por excelencia de la capital abulense, Santa Teresa, contemplaba «tiempos recios», concretados según Jesús García Burillo en el riesgo de fracción de la unidad de España. «La unidad fortalece», ha defendido, «la división nos corroe y nos destruye».

En este contexto, el papel de la iglesia debe ser «exhortar a la renovación moral y a una firme solidaridad entre todos los ciudadanos».

Año Jubilar Teresiano

También ha recordado la importancia del papel futuro que cumplirán los agentes durante el Año Jubilar Teresiano, que comenzará el 15 de octubre y precisará de medidas especiales por el aumento de peregrinos y visitantes a la ciudad, lo que «incrementará el cuidado y las tareas de los Cuerpos de Seguridad y Orden Público».

La celebración eucarística ha finalizado con un homenaje en forma de oración y una ofrenda floral en recuerdo a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía fallecidos.

Por su parte, el comisario de Ávila, José Luis Tejedor, ha hecho hincapié en la disminución de delitos que se percibe en la capital «por décimo año consecutivo». Ha explicado la discordancia con las estadísticas defendiendo que se debe distinguir «entre los delitos que se han denunciado en comisaría y los que se han producido en Ávila».

Han asistido a la eucaristía, además del párroco habitual de la iglesia de San Pedro y otros sacerdotes, el jefe superior de Policía, el alcalde, José Luis Rivas, la subdelegada del Gobierno en Ávila, María Ángeles Ortega, el presidente de Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, el delegado territorial en Ávila, José Francisco Hernández, el comisario José Luis Tejedor y otras autoridades civiles, militares, judiciales y académicas, así como amigos y familiares de agentes de policía.

Temas

Ávila
Secciones
Servicios