Irregularidades en la contratación del servicio de recogida de basuras en Ávila

Irregularidades en la contratación del servicio de recogida de basuras en Ávila

M.F.J.Ávila

Según un informe del Consejo de Cuentas de Castilla y León, el Ayuntamiento de Ávila no ha cumplido con la legalidad vigente en diversas fases del proceso de contratación  de la gestión de la recogida de residuos sólidos urbanos.

El Consejo de Cuentas ha entregado en las Cortes el informe denominado ‘Fiscalización de la contratación realizada para la gestión de la recogida de residuos sólidos urbanos en el Ayuntamiento de Ávila’, correspondiente al Plan Anual de Fiscalizaciones 2015 y contextualizado en una serie de análisis del Consejo de Cuentas en las siete provincias de la Comunidad que tienen contratada la prestación del servicio.

El contrato, formalizado en 2010, tenía una vigencia de 6 años, cumplidos el 30 de junio de 2016. El documento redactado por el Consejo de Cuentas atañe al a prestación del servicio y su gestión durante 2013 y 2014.  El canon anual de la adjudicación ascendía a 5.042.494 euros, con 2.219.313 imputables a la recogida de residuos urbanos.

El Consejo de Cuentas opina que el Ayuntamiento de Ávila no ha cumplido con la legalidad en distintas fases de la tramitación, como actuaciones preparatorias, adjudicación, seguimiento y ejecución; por otra parte, no consta la existencia y aplicación de medidas de control por parte de la entidad para determinar si el servicio se estaba realizando de forma adecuada.

En la aplicación de normativa presupuestaria no figura el certificado de crédito disponible para hacer frente a la contratación, ni un documento que refleje el compromiso de gasto, o reflejos de las retenciones de crédito por las revisiones de precio realizadas. Tampoco consta un certificado que informe sobre los límites de los gastos plurianuales.

En cuanto a control interno, no hay informe de fiscalización previa al expediente de contratación, ni del compromiso de gasto previo a la adjudicación del contrato ni tras ser modificado.

En las actuaciones preparatorias no se establece el régimen jurídico del servicio, ni figura un proyecto de explotación.

En el apartado del pliego de condiciones económico-administrativas, se dan varias incidencias: no consta el importe de valor estimado del contrato, no hay requisitos mínimos de solvencia económica y financiera para que acrediten los licitadores, la aplicación del criterio referente a la oferta económica es incorrecta y no se establece el método de reparto de las puntuaciones referentes a la adjudicación dependiente de juicios de valor. El informe sobre la valoración económica no otorga puntuaciones de forma proporcional, por lo que queda en entredicho si se eligió la oferta económicamente más ventajosa.

El expediente de revisión de precios, por otra parte, no está completo, porque carece de la documentación correspondiente, como la justificación documental de los índices porcentuales empleados.

Por último, el anuncio de licitación en el Boletín Oficial del Estado omitió en su contenido varios aspectos que debieron ser publicados.

El Consejo de Cuentas ha realizado once recomendaciones dirigidas al Consistorio abulense. En primer lugar, la entidad debe garantizar la posibilidad de determinar el precio, de forma desglosada, de las prestaciones que conformen el objeto de contrato. Además, cumpliendo con la normativa europea vigente, se deberá encuadrar el contrato de recogida de residuos sólidos urbanos en la categoría de contratos de servicios, y no en la de contratos concesionarios, ya que el adjudicatario no asume el riesgo de explotación.

Por el momento, el Ayuntamiento de Ávila no ha presentado alegaciones al informe.

Fotos

Vídeos