'Dulce Tentación' invita a 'pecar' en Ávila

Algunos de los conventos que participan se quedaron sin existencias en la primera de las tres jornadas de la iniciativa promovida por las Cortes a través de la Fundación Villalar-Castilla y León

Primera jornada de 'Dulce Tentación' que se celebra en Ávila
Primera jornada de 'Dulce Tentación' que se celebra en Ávila. / ICAL
EL NORTE

La elevada afluencia de turistas en Ávila durante este puente ayudó a que la carpa ubicada en el Mercado Chico y dedicada a los dulces monacales bautizada como ‘Dulce Tentación’ tuviera momentos de largas colas para entrar en la primera jornada de las tres que estará en esas tierras. La iniciativa está promovida por las Cortes, a través de la Fundación Villalar-Castilla y León, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento y se enmarca en el programa de actividades del Año Jubilar Teresiano, que ya está en marcha en Ávila, según informa Ical.

No es nueva en sí misma, pero sí es la primera vez que recala en Ávila y desde luego que ha sido muy bienvenida. De hecho tan bien se ha recibido que, desde la organización, Mar Frontela, reconoció que estaban «muy sorprendidos» por la acogida y «sobrepasados con la demanda». Como ejemplo gráfico destacaba la organizadora que algunos de los 30 conventos que se han desplazado a Ávila con sus dulces ya se habían quedado sin existencias antes del anochecer, fue el caso de las carmelitas de Peñaranda de Bracamonte o las clarisas de Segovia que también habían dado salida a casi todo lo que llevaron.

Recuerda Frontela que en el interior de la carpa había productos por un valor económico cercano a los 30.000 euros en dulces, pero también en vino y cervezas hechas en los conventos participantes y, en su opinión era complicado mantener las ventas durante las tres jornadas festivas previstas para esta iniciativa precisamente por el ritmo de visitas y compras a Dulce Tentación.

Así pues quiso mostrar todo su agradecimiento a los abulenses y a los visitantes por el respaldo a una propuesta que estos tres días está en Ávila pero que la semana próxima llegará a Valladolid.

La iniciativa ha llegado además para el lugar de celebración con buenas noticias en forma de empleo ya que para atender los mostradores se ha contratado a un total de 32 azafatas, además de a personal de seguridad (dos personas de forma permanente en tres turnos) así como a otras seis más de organización y en este caso son todos de Ávila. La contratación se debe a que se trata de conventos en los que los religiosos son de vida contemplativa y no salen a la calle.

Ahora bien, en el interior de la carpa si se pudo ver atendiendo su expositor a las monjas de Carrión de los Condes, de hecho Sor María Micaela explicó a los medios que han salido «por necesidad» .Su convento ha tenido que afrontar importantes obras de reparación de la cubierta y el desembolso económico ha sido muy importante. Además fueron de las últimas en apuntarse a la iniciativa y ya no había posibilidad de contratar a más azafatas para atender las ventas así pues se pusieron manos a la obra en una iniciativa que además les permite dar a conocer lo que hacen en sus pequeños obradores.

Desde mantecados a vino

Pero ¿qué es lo que se pudo comprar en el interior de la carpa? Nada menos que las propuestas de treintena conventos castellanos y leones (diez de ellos además declarados BIC, Bien de Interés Cultural) y todos productos artesanos y cocinados entre los muros de los conventos, esos que tan buena mano tienen cuando de alimentos estamos hablando.

Mantecadas, pastas de chocolate, de té, pasteles gloria, membrillo, nevaditos, mantecados de jerez, pastas de nata, turrón de la abuela, palitos, paciencias, marquesas, brownies, amarguillos, pez mazapán, guirlache, surtido de navidad y vino ¿por qué no? Concretamente de Toro, cómo no y para ser más exactos del Monasterio de Sancti Spiritus donde las monjas cuentan con su propio majuelo, explicaba una de las azafatas contratadas.

La mayor representación de dulces de la Comunidad llegó de la mano de Palencia y Burgos con cinco conventos cada una, Valladolid, Zamora y Salamanca aportan cuatro y con dos conventos cada una están representadas, Ávila, Segovia, Soria y León. Los 30 son Conventos de Santa María de Jesús y San José (Ávila); San Blas, La Ascensión del Señor, Nuestra Señora del Espino; Santa Clara y San Pedro de Cardeña, en la provincia de Burgos; La Santa Cruz y Nuestra Señora de Belén, en la provincia de León; Nuestra Señora de la Piedad (Palencia) y monasterios de Santa Clara (Calabazanos, Aguilar de Campoo, Astudillo y Carrión de los Condes, en Palencia); Sagrado Corazón de Jesús, Benedictinas Alba de Tormes, Nuestra Señora de Porta Coeli-El Zarzoso y Madres Carmelitas, en la provincia de Salamanca; Santo Domingo El Real, Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Isabel, en la provincia de Segovia; Santa Clara y Real Monasterio de Santa María, en la provincia de Soria; Corazón de Jesús y de San José, Santa Isabel de Hungría, Sagrado Corazón y Santa Clara, en la provincia de Valladolid; San José y Sancti Spiritus, en Toro, y Cisterciense del Salvador (Benavente) y San María La Real de Dueñas, en Zamora.

Temas

Ávila

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos